Que hable la mancha blanca de Choquehuanca

  • Fecha Jueves 3 de Enero del 2019
  • Fecha 1:20 am




En el escándalo de los aportes de Odebrecht a los partidos, incluido al pepekausa, lo mejor sería que Susana de la Puente hable de una buena vez  a nombre de la “mancha blanca” de la calle Choquehuanca, si es en el despacho del fiscal José Domingo Pérez, mejor. También Alfonso Grados, José Labán y sobre todo Gilbert Violeta, hombre de PPK, cuya información sobre los aportes, que han sumado, según la ONPE, un total de 10’516.931soles, dicen que es copiosa.

 

LA BANQUERA DE PPK

Susanita de la Puente, la banquera y cajera de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), llegó a Lima. Dicen que estaría en su casa de playa de Totoritas preocupada por informaciones que incriminan a Peruanos por el Kambio (PpK) en el “pitufeo” de aportantes falsos, como del economista Juan Estela y Nalvarte, el ingeniero Giancarlo Enrico Castro y otros, que ya han declarado ante la Fiscalía que no es cierto que hayan aportado montos significativos de dinero a la campaña electoral de 2016.

 EL GRAN BONETÓN

La embajadora del JP Morgan de Nueva York, Susanita, se habría espantado al leer la nota ‘Los aportes fantasmas a la campaña de Peruanos por el Kambio del 2016’ aparecida el pasado jueves en El Comercio. Allí nadie se responsabiliza del manejo de fondos. Gilbert Violeta dice que él fue jefe de campaña reemplazado por Martín Vizcarra. En su turno, el hoy presidente sostiene que “el tesorero era el señor [José] Labán y el administrador el exministro de Trabajo Alfonso Grados”. Estos últimos niegan y Labán añade que eso lo manejaba la gente de PPK. ¿Susanita?

 ASUSTADIZO

¿Quién deslizó este informe en el decano de la concentración? Vaya uno a saber. Pero el más asustado fue Martín Vizcarra, según fuentes. Y si los brasileños informan detalles de la entrega de dinero en la última campaña, en el marco de la firma del acuerdo con Odebrecht que tendría lugar este 11 de enero, eso implicaría el fin de la breve estada del moqueguano en Palacio.

 TORPEDO A LOS FISCALES

Eso explica, según una fuente del Ejecutivo, que Vizcarra se haya lanzado con todo contra Odebrecht la mañana del último 31 de diciembre en RPP. Allí declaró que “Odebrecht no debería seguir trabajando en el Perú. (…) No debería seguir brindando sus servicios de ingeniería, de construcción, de proyectos en el Perú”. De esta forma el mandatario torpedeaba no solo el acuerdo con Odebrecht sino que les quitaba piso a los fiscales del caso Lava Jato.

 CHÁVARRY EN ACCIÓN

Entretanto, en la cúpula alanista se escuchan voces en el sentido de que “todo va a cambiar”. Y es que la nueva postura vizcarrista la interpretaron como una bajada de dedo a Rafael Vela y José Domingo Pérez. Y todo indica que habrían influido en la decisión del fiscal Pedro Chávarry para hacer los anuncios de defenestración de los citados fiscales, con los resultados conocidos ayer.

 EL GRAN ENJUAGUE

Es lo que Fernando Vivas llama el “desliz” de Vizcarra “de cuestionar un aspecto clave del acuerdo con Odebrecht, el que permitiría a la empresa operar y vender sus activos en el Perú”, y lo califica como “el gran enjuague” en su columna de ayer. Añade que la conducta del Presidente “pareció una bajada de llanta a la chamba de los fiscales y de su propio procurador anticorrupción”.

TUVO QUE SABER

Si Vizcarra no quiere el acuerdo con Odebrecht no sería por razones principistas, es decir porque el monto de la reparación civil es un “ripio” insultante que saldrá de las obras que nuevamente le darán a dicha constructora, sino por lo que pueden declarar los brasileños sobre los aportes que dieron a PpK. ¿Por qué ahora ha cambiado de opinión y la emprendió contra Chávarry? “Solamente para estar a tono con la calle y la popularidad en las encuestas”, precisó la fuente. Plop.









Top
Todo extranjero capturado en delito debe ser deportado

Todo extranjero capturado en delito debe ser deportado