SAGASTI VACUNADO, MIENTRAS PERUANOS MUEREN
A+

Esta frase, reiteramos, quedará en la historia de la infamia: “Lo que no queremos es que los que tienen plata se vacunen y los que no tienen plata no se vacunen”. Qué nivel de marxismo primate el de Sagasti. Así piensa y actúa un presidente morado, mientras un ex alcalde murió, abrazado por sus hijos, sentado en las afueras de un hospital, esperando atención médica en EsSalud.

“MI CUERPA, MIS REGLAS”

¿Qué maldición habremos sufrido como país para tener este tipo de gobernantes? Mientras miles de peruanos mueren por falta de oxígeno, y esto porque un tal Waldo Mendoza los convenció de que no habría segunda ola del virus maldito, el Ministerio de Cultura le regala 75 mil soles a Mayra Couto para que trabaje en el primer capítulo de su serie llamada ‘Mi cuerpa, mis reglas’. Feminismo y abortismo crudo y rudo, de seguro.

EL DESPILFARRO

Esto sucede después de que las voces más sensatas de este país de extraviadas gentes exigían desde tiempos de la buena para nada María Antonieta Alva, la “Ñanita”, dejar de lado gastos superfluos y reformular el presupuesto nacional 2020, precisamente para tiempos de una economía de pandemia, pero esa señora o señorita no hizo nada y se siguió con el despilfarro hasta hoy.

20 MILLONES

¿A quién diablos, a qué peruano de a pie le puede interesar la huachafería de la “cuerpa” de aquella farandulera Couto? Claro, al académico Sagasti, sí, al que se precia de ser “experto en planificación estratégica”. No contentos con premiar la “cuerpa”, ahora amenazan con regalar “estímulos” por 20 millones de soles para artistas, de seguro caviares, ya aprobados por el MEF del mismo Waldo Mendoza, un zurdo empedernido en su juventud, y que en la vejez tiene el mismo chip remanente del igualitarismo “inclusivo” de Sagasti. Nos recuerdan el dicho aquel de que si a los 20 años no eres izquierdista no tienes corazón pero si a los 40 años sigues siendo izquierdista es que no tienes cerebro. Jua, jua, jua…

YA ESTÁN VACUNADOS

Nadie está contra los buenos artistas, a quienes se les premia con la compra de sus libros o la exposición de sus creaciones, o el pago de regalías, pero no a esos que en las redes sociales compensan su mediocridad con el activismo político, primero a favor del lagarto Vizcarra, y ahora con Sagasti, hasta en un papel de vulgares troles, como ‘Jason Day’ (Jacinto Díaz) o Mónica Sánchez, entre otros. Los mismos que, con seguridad, ya se vacunaron y están en la lista que ha desaparecido.

EL BURGAMBILIO

Mientras tanto, el burgambilio Sagasti insiste que su gobierno morado no permitirá que privados importen vacunas porque “no queremos –dice- que el que tiene plata se vacune y el que no la tiene, no se vacune’. Qué tal miseria de su filosofía y de su búsqueda estúpida de la “equidad”. Tal vez se haya acordado de sus camaradas ‘martacos’ de la embajada nipona que lo trataron tan bien.

LO RESONDRA

Eso de la “equidad” es un rollo común en las izquierdas mundiales, incluida la OMS. María Teresa Céspedes, desde el sentido común de su humilde credo religioso tipo Frepap, le ha respondido afirmando que “una vacuna que compre un privado será una vacuna más para una persona vulnerable (…) Estamos hablando de vidas, deje de hacer campaña”, le rezondró al morado mayor de estos reinos.

MÓNICA SAAVEDRA

A las voces de María Teresa Céspedes y Ricardo Burga (AP) se suman otras, como la de Mónica Saavedra. “Los gobiernos de México, Ecuador, Colombia y Brasil promueven en sus ordenamientos jurídicos internos que los privados puedan participar en la importación de vacuna contra la covid para sus respectivos compatriotas. Mientras tanto, nuestro país va en sentido contrario al poner cada vez más trabas, incluso a los privados, para que los morados puedan negociar e importar vacunas”, indicó. Tiene razón.

ABRAN EL ABANICO

Por lo demás, ¿es tan difícil para el Congreso dictar una norma en la que la Digemid autorice, sin mayores trabas burocráticas, por ser tiempos de pandemia, para que todo tipo de laboratorios con vacunas homologadas puedan ingresar al territorio nacional? Desde el Minsa nos dicen que solo Pfizer y Sinopharm están autorizadas. Pues bien. Que abran más el abanico.

JUEZ CONSTITUCIONAL

Si el Congreso no tiene pantalones para tomar aquel tipo de medidas, ¿es tan difícil que un juez constitucional ponga en su lugar a los ‘cutreros’ del Ejecutivo que, según todo indica, lo único que hacen es lucrar con las vacunas, incluso ocultando su precio, como en el caso Sinopharm? Ah, nos olvidamos. El PJ y la Fiscalía, como la Junta Nacional de Justicia, están controladas por el vizcarrismo.

FIJACIONES

Mientras el país se convierte en un cementerio gigante, la titular del Congreso, camarada Mirtha Vásquez, del Frente Amplio, está más interesada en abordar, en la Comisión Permanente, las denuncias constitucionales contra el congresista Édgar Alarcón, y de yapa -si el tiempo alcanza- a su anterior defendido Martín Vizcarra y las exministras de Salud y Relaciones Exteriores. Clap, clap, clap…

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.