Se cocina gabinete humalista de Dina Boluarte en Palacio

Es cada vez más difícil que el investigado por el caso OAS, Jorge Nieto Montesinos, encabece la presidencia del Consejo de Ministros del nuevo gobierno de Dina Boluarte. Se habla de conversaciones para que el premierato lo ocupe Juan Jiménez Mayor, Alonso Segura al MEF, Alberto Otárola (Defensa); Piero Ghezzi (Producción), entre otros, cuyo denominador común es haber sido de la collera de los Nadine Boys del humalato.
La noche de ayer había una reunión de Dina con la fujimorista Fuerza Popular. Nada bueno presagia este sirvinacuy en que se mantendrá, afirman, las actuales autoridades del JNE, ONPE y Reniec. Se mantendrán también en la impunidad los “niños” y “niñatos” del Congreso hasta el 2026, según sus cálculos… En fin.

MÁS QUE LIMITADOS

En el futuro dirán que hubo un presidente llamado Pedro Castillo Terrones que era tan limitado que -según sus partidarios- lo drogaron para obligarlo a leer un mensaje a la Nación en el que propinaba un golpe de Estado, cerraba el Congreso y reorganizaba todos los poderes del Estado, incluido el Tribunal Constitucional (TC).

“SOLO FUE UNA OPINIÓN”

Un abogado veterano (Guillermo Olivera), un congresista comunista (Guido Bellido) y otros pensaban algo parecido. Este último exigía que se investigue quiénes fueron los criminales que habrían dopado a Castillo para leer ese manifiesto golpista. Otros congresistas como Pasión Dávila y Katy Ugarte (Bloque Magisterial) consideraban que el presidente no había firmado ningún documento que haya producido un golpe. Para estos genios, el mensaje del 7 de diciembre “solo fue un decir”, “una opinión”.

¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

Un reportaje del diario decano de la capital sostiene que el mensaje a la Nación fue motivo de fuertes discusiones en Palacio. Alejandro Salas (ex titular de Trabajo) quiso impedir a toda costa que Castillo lea dicho manifiesto en cadena nacional. Mientras que Betssy Chávez (premier) y Aníbal Torres (asesor de la PCM) respaldaban firmemente el golpe. Incluso Betssy le dijo a Salas: “¿De qué lado estás?”. Y se acabó el debate.

DE BOBOS Y MENDIETAS

Otras versiones señalan que Castillo citó al entonces comandante general del Ejército, Walter Córdova Alemán, a las 7:30 a. m. del miércoles en Palacio. El aún presidente le pidió el apoyo de su arma para cerrar el Congreso. El uniformado se negó. Y renunció. En ese trance entró a tallar el ministro de Defensa Emilio Bobbio, quien aseguró que él podría poner en línea al Ejército.

SOLICITUD DE ASILO

Como estos conspiradores, en su mayoría, son fanáticos ideologizados, o tienen un IQ parecido al de Castillo, como es el caso de Pasión Dávila, es el frente externo el que se ha activado con fuerza, ayer, desde México, a raíz de un escrito dirigido por el abogado Víctor Pérez Liendo al presidente de dicho país, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), fechado el 7 de diciembre, para que “se sirva considerar otorgar asilo” para el nuevo inquilino de la Diroes. Este documento ha sido difundido por el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

VOZ DE ORDEN

“Castillo ha ratificado la solicitud de asilo recibida esta madrugada (2 a. m.)”, informó el diplomático. Dicho de otra forma, a pedido de Pedro Castillo, Ebrard dio cuenta que realiza las consultas necesarias a las autoridades peruanas, con el fin de determinar si podrán atender el pedido de asilo del exmandatario. Esa es la voz de orden en toda la izquierda continental.

YA SE ENTREVISTARON

En esa línea de trabajo, el embajador mexicano en Lima, Pablo Monroy, ya se entrevistó con el nuevo presidiario del fundo Barbadillo y anunció que ya iniciaron las consultas. «El embajador Pablo Monroy me reporta desde Lima que pudo entrevistarse a las 13:20 horas (19:20 GMT) con Pedro Castillo en el Centro Penitenciario. Lo encontró bien físicamente y en compañía de su abogado», publicó Ebrard en su cuenta de Twitter.

LLAMAR AL EMBAJADOR

Este activismo extremo que raya en la intromisión en asuntos internos porque no estamos ante una persecución política sino en un tema penal y de corrupción, que dicho sea de paso la de AMLO no es una conducta nueva si recordamos sus persistentes declaraciones sobre la política interna del Perú, enviando incluso meses atrás -en forma reservada- a su titular de Hacienda a Lima, debería ser materia de un llamado a consultas del embajador peruano en el Distrito Federal para poner las cosas en su sitio.

OTRO METICHE

Por cierto que esta es una campaña del Foro de Sao Paulo, de La Habana y la izquierda latinoamericana que ha perdido un aliado clave –Pedro Castillo- en esta parte del continente. Es por eso que se suma el presidente colombiano Gustavo Petro, otro metiche en asuntos peruanos, quien tiene el cuajo de solicitar a la CIDH la aplicación de la Convención Americana de DD.HH. con tal de expedir medidas cautelares en favor de Pedro Castillo. Esto, porque según este señor, “se ha conculcado el derecho a elegir y ser elegido y el tener un tribunal independiente de juzgamiento”, lo cual es falso.

INTROMISIÓN GROSERA

Y es que en el Perú se ha probado que las 191 carpetas fiscales que implican a Castillo Terrones como cabeza de una organización fiscal tienen obviamente contenido penal en temas de corrupción. Ni la Fiscalía ni los tribunales peruanos, menos aún el Tribunal Constitucional, deben arredrarse ante estas intromisiones en asuntos internos de una nación soberana. Más si Evo Morales está con el mismo rollo en sus redes sociales.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.