TERRORISMO NUNCA MÁS
A+

Un día como hoy, el Ejército Peruano y la Policía Nacional del Perú capturaron al cabecilla terrorista Óscar Ramírez Durand, alias “Camarada Feliciano”, en la comunidad de Cochas Chico, distrito de El Tambo, Huancayo. El senderista sigue purgando prisión por sus crímenes, aunque aún no se termina de hacer un justo agradecimiento a todos sus captores.

TODO SE SABE

La ponente encargada para sustentar la suspensión del fiscal Chávarry es nada menos que Imelda Tumilián, vicepresidente de la JNJ. Es una ex fiscal que salió de la Fiscalía sin pena ni gloria. Fue a trabajar a Defensoría cuando estaba a cargo de Walter Albán, dicen que es vinculada al sector caviar. Albán habría sido padrino para ingrese a la JNJ. Su sustento se basa en una denuncia de un diario. Plop, plop.

LESA HUMANIDAD

Al fin, poco a poco, el tema de las elecciones va levantando algo de vuelo. La ciudadanía deberá tomar nota que una de las preocupaciones principales será establecer si la cifra de 40,000 muertos es la más cercana a nuestra realidad. Aún si no fuera 40,000, ya es un crimen de lesa humanidad si hubo responsabilidad de las autoridades en un buen porcentaje de esos decesos. ¿Ustedes ven a George Forsyth, Daniel Urresti o Salvador del Solar cuestionando a Martincito por ese nefasto resultado? ¿No saben que la pandemia es un asunto que no se podrá evitar en la campaña?

LA SOLEDAD

Al que se le ve desolado y con la mirada perdida es al otrora rey de las redes Julio Guzmán, el moradito. Ahora ni los miembros de su bancada lo retuitean y se da cuenta que los de siempre (sí, esos en los que está pensando: Gino y Albertito) lo utilizaron impúdicamente. Al fin ha caído en la cuenta al ver cómo los reflectores de los medios dependientes de Palacio solo se dedican a Forsyth, Urresti y el actorcillo. Se ha quedado solo. La soledad es mala consejera política, amiguito.

PEQUEÑO DETALLE

En estos días vemos que los coleguitas se han vuelto protagonistas de las entrevistas en diversos medios de comunicación. Ya no son los políticos. Los periodistas se entrevistan entre ellos y repiten el mismo catecismo que criticó Luis Pásara días atrás. ¿Se acuerda de lo que llamó “la plaga de ratas”? Bueno, y no hay oposición. A ellos habría que recordarles que no la hay porque los han invisibilizado, no los invitan a los medios de comunicación, sólo llaman a la caviarada o la gentita de Martincito. Pequeño gran detalle.

RECAUDACIÓN CAE EN 47%

Hemos leído con estupor que la recaudación tributaria bajó 47% en junio, el mayor retroceso en lo que va del año. Ya en abril había bajado en 40% y al mes siguiente fue algo similar, solo atemperado por un gran desembolso a Sunat de los chinos de Luz del Sur de más de 2,000 millones de soles. Los expertos dicen que eso se llama la segunda ola. Y es que primero vino el shock de oferta y ahora se viene el shock de demanda.

ÑAÑITA BONO-ADICTA

Esto implicará, obvio, menos ingresos tributarios y menos ingresos de las personas por el desempleo explosivo, lo que traerá aumentar el déficit fiscal con más deuda pública, con más bonos soberanos, esa adicción que tanto buscan los ministros de Economía, como la Ñañita, tras las huellas del bandido PPK. Si esto es así, ¿aumentar Reactiva resultará suficiente si la reactivación no llega rápido? Todo indica que no.

SUBSIDIOS ESTÚPIDOS

La recaudación tributaria del Gobierno Central en junio fue de S/ 4,521 millones (descontando las devoluciones de impuestos), lo cual representa S/ 3,881 millones menos que lo obtenido en junio de 2019, una reducción de 47%, reportó la Sunat. De nada sirve que el ente recaudador nos dé explicaciones. Lo cierto es que no se recaudará, a este paso, más de 55,000 millones de soles. ¿De dónde sacamos plata para tanto subsidio estúpido?

QUE SE CALLEN…

Un detalle más. Esta tragedia se debe a la prolongada cuarentena o confinación obligatoria, única en el mundo. Eso ha matado la economía. Si eso no está claro, será bueno que los ministros no opinen de lo que no saben. En especial ese ministro de Defensa que tanto le gusta las cuarentenas y los controles policiales y militares de la pandemia. No necesitamos sus consejos ni menos sus controles. Ahora debe primar la responsabilidad individual. Meta sus tanques a sus cuarteles, papacho.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.