Un fracaso más del moradito Guzmán
Foto: Edgar Vizcardo
A+

Con mucho entusiasmo, Julio Guzmán lanzó una campaña en redes sociales contra los “hermanitos”, mezclando responsabilidades de César Hinostroza con magistrados incómodos para el Gobierno y para Odebrecht. Para mala suerte del moradito, solo unos pocos seguidores le hicieron caso. Piña, pues. Te estás quedando solo, amiguito.

TODO EL PODER A LOS SOVIETS

Cansados como estamos de la sobresaturación de la agenda del Covid-19, vayamos por esta vez a tratar tópicos del “sistema de justicia” a partir de las movidas que hay en la Fiscalía. El aparatchick caviar que tiene influencia clave en esta entidad considera que ha llegado el momento de llenar dos cupos de fiscales supremos que ya los dan por vacíos: los de Pedro Chávarry y Tomás Gálvez. Quieren pues todo el poder pa’ los soviets.

CASO ARTIFICIOSO

Respecto de Gálvez Villegas, ya dan por descontado que sus alfiles en la Junta Nacional de Justicia lo separarán del cargo en el proceso que le siguen. Sobre Chávarry Vallejos ya no hay debate y ese trabajo respecto al artificioso caso “Cuellos Blancos” lo debe culminar la alfil de Palacio de Gobierno en la Corte Suprema, Elvia Barrios, hermana de la ministra de la Producción Rocío Barrios.

A PERSEGUIR SE DIJO

¿Cuál sería el enroque en la Fiscalía? Nada menos que llenar dichos cupos con los fiscales del caso Odebrecht Rafael Vela y José Domingo Pérez. Con estos cambios piensan que toda la gente se alineará porque, obvio, la izquierda asumiría el control total de la entidad. Y los pupilos de Pedro Sánchez se encargarían de nombrar, ratificar o destituir fiscales y, lo que es más importante, perseguir a los enemigos políticos de Palacio.

MÁS UNIDOS

Obvio que esa instrumentalización de todo el Ministerio Público con la que sueñan los caviares no se puede dar de esa forma tan burda en el Poder Judicial (PJ). Esto, por dos sencillas razones, porque son más unidos y más pensantes. Es más, allí funcionan mejor los entes de control incluso de tipo corporativo, como la Asociación Nacional de Magistrados.

BILLETE PARA EL TC

De otra parte, recordemos que el MEF autorizó mediante DS una transferencia de partidas a favor del Tribunal Constitucional (TC) por la suma de S/ 3’761, 873, monto que servirá, afirman, para el fortalecimiento del área jurisdiccional y la atención al incremento de la carga procesal acumulada en el tiempo del confinamiento obligatorio por la pandemia.

MÁS CONTRATACIONES

El TC tiene previsto destinar S/2’119,000 de esa transferencia a la contratación de 61 personas bajo el régimen de Contratación Administrativa de Servicios (CAS), de julio a diciembre de este año. En el DS no se especifica en qué se usará el S/1’642, 870 restante. Ojo que la institución que preside doña Marianella Ledesma gastó en contratos de servicios por terceros de personas naturales, un monto superior a los S/ 240,000, entre mayo y junio.

¿INCREMENTO DE CARGA?

Lo que llama la atención es que para conseguir esta jugosa transferencia de partidas, en la Casa de Pilatos hayan utilizado el argumento del supuesto incremento de la carga procesal a consecuencia del Covid 19, cuando en realidad esta ha sido mínima o incluso ha disminuido, según las propias cifras de la institución. ¿Quién los controla? Nadie.

CÍVICOS Y PRETORIANOS

Tenía razón Samuel Huntington en su libro ‘El Orden Político en las Sociedades en Cambio’ en dividir los sistemas políticos en cívicos y pretorianos. Entre los primeros se ubican las democracias modernas donde los partidos son los que canalizan la participación ciudadana y los movimientos sociales, y eso les da a los gobiernos un alto grado de institucionalización y estabilidad.

ÁRBITROS EN LA CÚSPIDE

En cambio, los pretorianos son todo lo contrario, como el gobierno de Vizcarra en el Perú, donde no sólo hay poca institucionalidad sino que se tiende a debilitar cada vez más a las instituciones y destruir a los partidos con apoyo de tribunales constitucionales que se colocan en la cúspide como árbitros supremos o senados de facto. De esa forma es que concentran el poder los pretorianos, cesaristas y bonapartistas.

SE FUE DE BOCA

Leslye Lazo, presidenta de la Comisión de Justicia, pidió perdón a las bancadas de Fuerza Popular, APP y UPP. Resulta que la acciopopulista había publicado un tuit sobre sentenciados por corrupción, con las fotos de Keiko Fujimori, César Acuña y Antauro Humala. Ninguno está condenado por ese cargo. Plop.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.