UNA GENIA LLAMADA SIGRID BAZÁN Y OTRO LLAMADO HERNANDO DE SOTO
A+

La inteligente congresista Sigrid Bazán ha dicho en la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso que está bien que reconozcamos a la imaginaria República Saharaui porque el Perú también reconoce a Cataluña y a los Vascos. Plop. En la otra orilla, un verdadero genio como es Hernando de Soto salió con otra pachotada: “Yo fui la víctima más importante de Sendero Luminoso”, dijo en Willax TV, recordando los atentados contra su instituto ILD en los años ochenta.

DEMOLICIÓN

En los últimos años mucho se ha hablado de los casos Barrios Altos y La Cantuta y en menor medida de la operación Chavín de Huántar para satanizar al Ejército. También de los sucesos del Frontón para demoler a la Marina. Eso lo hizo la izquierda caviar, las ONG y sus aliados de la concentración mediática, en especial los grupos La República, El Comercio y sus satélites televisivos.

LA ACADEMIA

El triunfo militar contra el terrorismo senderista y emerretista no fue escrito ni en la escena oficial para la educación pública ni menos en la Academia. En contraparte, la izquierda armó otra historia, otra “narrativa”, con base en la satanización a las Fuerzas Armadas, cuyas “investigaciones” y escritos invadieron la universidad Católica (PUCP) y las universidades públicas infiltradas por la izquierda caviar y radical.

“VIOLACIÓN SISTEMÁTICA”

El desarrollo de esta nueva lectura fue alentado en los gobiernos de Valentín Paniagua y del delincuente Alejandro Toledo, y tomaron una forma acabada y orgánica en el informe final de la controvertida Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) que llegó a la conclusión de que las Fuerzas Armadas han sido las principales violadoras “sistemáticas” de los derechos humanos, edulcorando desde entonces -y con esta idea fuerza- al senderismo genocida.

JUICIO DEL SIGLO

Por eso es que los principales casos para la demolición y satanización a las Fuerzas del Orden fueron los casos Barrios Altos y La Cantuta, no obstante que en este último está probado que sus actores eran terroristas abimaelitas y no inocentes. Inocencia en la que puso énfasis el juez César San Martín al leer el resumen de la sentencia del caso Fujimori en el llamado “juicio del siglo”.

LUCANAMARCA Y SORAS

Pero no hubo juicios del siglo para casos mucho más graves y sangrientos, como las masacres de Lucanamarca y Soras, crímenes de Sendero Luminoso que recién ahora se empiezan a difundir a raíz de la muerte del genocida Abimael Guzmán. Para el lavado de cerebro con esa lectura distorsionada de la guerra contra el terrorismo, la misma que transformó la histórica victoria militar en derrota política e ideológica, hubo pues muchos cómplices, sobre todo desde la política, el sistema educativo y los medios de comunicación concentrados.

“CREACIÓN HEROICA”

Ese trabajo sistemático, que empezó en el paniaguato y el toledato, tuvo su punto más alto, su creación heroica, en la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), una elite caviar y comunista que en su informe final llegó a la conclusión farsante de que no solo hubo “conflicto armado interno” senderista (no hablan de terrorismo) sino principalmente su contraparte dizque más criminal, a la que llamaron “terrorismo de Estado”.

NO SOLO EL GEIN

Las movilizaciones últimas, como el homenaje a las víctimas de Tarata, son el inicio de una nueva conciencia y de una nueva lectura de la historia de la derrota militar del terrorismo. Para conseguir ese triunfo hubo batallas como la de Madre Mía. Fue una confrontación a balazo limpio donde el Ejército se batió y triunfó con muertos y heridos. Basta de decir que solo fue un triunfo del GEIN “sin disparar una sola bala”. Tuvieron el gran mérito de capturar a la bestia, es cierto. También aportaron los Comités de Autodefensa (los CADs) al estilo centroamericano y, obvio, toda la Policía Nacional.

SON LOS MISMOS…

Pasados los años y muerta la bestia, ahora todos hablan y rajan del susodicho. Son los mismos personajes como Javier Ciurlizza y Diego García Sayán, o Sofía Maccher y el difunto Carlos Tapia, que planteaban, desde la CVR, la necesidad de legalizar políticamente al senderismo para que la lucha sea en ese nivel. Esto, como medida “reconciliatoria”, antes que se formara el Movadef a resultas del fracaso de la lucha armada y la inutilidad de la firma del “acuerdo de paz” de 1993. Inutilidad que los llevó a probar la “vía pacífica” para tomar el poder mediante su participación en las elecciones.

CREARON EL MONSTRUO

También son los mismos complejos mediáticos que sirvieron a esta comparsa, manejados por la izquierda caviar, los que se prestaron para este revisionismo torpe de la victoria militar. Pero, ¿cuáles son los resultados de su trabajo sucio? Que ahora los hijos reales y putativos de Abimael Guzmán están en el gobierno. Nos referimos a los Pedro Castillo, Íber Maraví, Guido Bellido y otros. Algunos de esos medios de comunicación en las últimas semanas tratan de lavar su mala conciencia porque recién constatan, como César Hildebrandt, del monstruo que han ayudado a crecer durante 20 años.

TONTERÍAS

Por lo demás, como bien dice el colega Aaron Salomón, basta de esa cantaleta de querer ver el cadáver de Abimael Guzmán. Seguir con esa tontería es dudar de la Marina de Guerra. Los congresistas deben, más bien, censurar a Íber Maraví de una vez por todas. Obvio.

Lourdes no postulará

Tras su esperado reencuentro, Keiko Fujimori hizo público su agradecimiento a Lourdes Flores por su desinteresado apoyo en la defensa de la libertad y democracia, también dijo que no será la candidata a la comuna metropolitana. “Ella ha decidido no candidatear a la alcaldía de Lima, pero estoy segura que la democracia siempre podrá contar con ella”, escribió la lideresa de Fuerza Popular.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.