VIZCARRA SEGUIRÁ CAYENDO EN LAS ENCUESTAS
(Foto: Luis Borja/EXPRESO)
A+

Luego de ver el nuevo Gabinete de la “paridad de género” para ganar incautas en la población femenina, un equipo mediano a decir verdad, todo parece indicar que Martín Vizcarra seguirá, raudo, en su caída en las encuestas. El problema es de gestión, y ninguno de los nombrados se caracteriza por ser brillante en gerenciar. Solo son diagnosticólogos, curanderas sociales y activistas de los temas de “género”.

NO HAY LEALTADES

Por lo visto el presidente Vizcarra no es hombre de lealtades. Hace poco había asegurado a su profesor Javier Piqué que seguiría al frente de la cartera de Vivienda, según nos comentan fuentes del ministerio, y ayer, abruptamente, se realizó el cambio de ministro. Juramentó Carlos Bruce, controversial ministro ligado al enredo con los Avengers.

TRIBUTARIOS

¿Qué hizo cambiar de opinión a Martincito? No lo sabemos. ¿El “club de la construcción” del que forma parte y del que también es tributario “Techito”? En todo caso, colocar de nuevo a Bruce es reconocer que en materia de vivienda y saneamiento se ha perdido un año entero, en el cual la reconstrucción ha sido un completo fracaso que se arrastra desde el 2016.

ALA CAVIAR

Pero lo de Piqué no es el único gesto de descontento. Se sabe que en la bancadita pepekausa se han quedado con las caras largas Ana María Choquehuanca y Jorge Meléndez que querían regresar al Gabinete, sea directamente o a través de sus allegados. El moqueguano se olvidó de ellos, pues nombró en los ministerios de la Mujer y del MIDIS a recomendadas del ala caviar o de la moda de la “paridad” e “igualdad de género”.

ESCEPTICISMO

Las redes sociales y la ciudadanía han reaccionado con escepticismo ante el gabinete Del Solar que se debe presentar antes de un mes en el Congreso. Es un grupete de mediano para abajo, dicen los entendidos, sin figuras notables. A la medida de lo que le gusta al Presidente: cero contradicciones, “chi-chenó”.

PODEROSA ASESORA

Y es que más allá de Cultura, donde el premier Del Solar ha colocado a una de sus amigas, lo cierto es que –y la verdad sea dicha– no ha tenido éxito en otras solicitudes. El Gabinete lo ha hecho el Presidente con una de sus poderosas asesoras. En la reunión del domingo Del Solar solo decía Sí. Y con entusiasmo cuando escuchaba eso de “paridad”.

ALAN ES EL OBJETIVO

Si esto es así, si hay sonrisas en la prensa oficialista y palaciega, todo parece indicar que empezará la temporada de circo muy pronto. Se dice ya que uno de los objetivos del Gobierno es distraer a partir del drama que se pueda construir con el caso Alan García, tan apetitoso para la caviarada. Los ejércitos de troles y portadas de medios ahora vizcarristas se preparan para ello. Pero los fiscalillos aún no encuentran carne en sus viajes al Brasil.

RETORNO DE TROLES

Y hablando de troles, todo parece indicar que estos regresarán a la PCM. No olvidemos que los primos del flamante primer actor de la Nación eran los encargados de las redes en las épocas de Fernando Zavala. Prepárense para la madre de todas las batallas tuiteras.

ACTOR REGALÓN

Algunos ya empezaron a recordar algunas situaciones comprometedoras de Salvador del Solar en su paso breve por el Ministerio de Cultura. La primera tiene que ver con deshacer los esfuerzos de su antecesor Jorge Nieto para impulsar el sobrevalorado MUNA en Pachacámac, y el otro es el regalo que le hizo a un grupo editorial de la concentración mediática cediéndole el terreno donde quedaba la Huaca Pando.

DESUBICADO

Por todo lo dicho líneas atrás es que llama la atención que, por ejemplo, el fuji ‘Micki’ Torres y otros saluden a Del Solar a la espera de que priorizará el diálogo y “que la agenda se centre en temas de consenso”. Hay otra de apellido Aramayo que también está aprendiendo a parlotear. Viene el circo, señores, incluidos apristas, y el lobo se come solo a los rebaños que no tienen buenos pastores o que no tienen guías y líderes. Están servidos.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.