VIZCARRA Y SAGASTI: LAGARTOS CONSTITUCIONALES

¿Qué tienen en común Martín Vizcarra y Francisco Sagasti, aparte de los gobiernos con más muertos por millón de covid-19? Ayer el moradito apareció en su programa favorito para proponer que se haga “una modificación constitucional para recortar el periodo presidencial y congresal”.

Resulta que, el 9 de febrero, en entrevista a CNN, el saurio moqueguano había dicho casi lo mismo: “Hacer un adelanto de las elecciones, pero no solamente presidencial sino también congresal”. Parece que ambos quieren limpiarse de sus apoyos no muy secretos para que Pedro Castillo tome el poder.

SUERTE A DE LA TORRE

Jesús Fernando de la Torre es el gerente general encargado de Petroperú después de la salida de Hugo Chávez Arévalo. Hasta hace unas horas era el gerente corporativo de finanzas de la petrolera del Estado. Este técnico de alto vuelo tiene formación de banquero. Pero su pecado es haber sido parte del equipo del demonizado Chávez. De la Torre no es nuevo en Petroperú. Lo conoce desde el 2008 y en los intertantos pasó por bancos como el Scotiabank y actividades de similar factura en Canadá. Hay que desearle suerte. La va a necesitar.

DINÁMICOS VS. SARRATEA

Para un técnico de peso, como también lo es Óscar Graham, titular en el MEF, debe ser difícil o más que incómodo lidiar entre dos fuegos: 1) entre los “Dinámicos del Centro”, léase Vladimir Cerrón, que han dominado con los tres últimos ministros el sector de Energía y Minas (Eduardo González Toro, Iván Merino Aguirre y Carlos Palacios Pérez), y, 2) con los cuadros que para Petroperú ha proveído la casa de Sarratea y Fermín Silva de la clínica La Luz, cuyo representante más claro ha sido Chávez Arévalo, a quien Cerrón ni le permitido ser presidente del directorio de la petrolera del Estado, como quería Pedro Castillo.

EL VIERNES ES EL DÍA

No obstante lo sucedido, a pesar de los excesos del uso de los bonos “basura”, la suerte de Petroperú sigue incierta. Para empezar, recién el viernes tendrá lugar la Junta General de Accionistas de la empresa y no se sabe si también se removerá al presidente del directorio, Mario Contreras Ibárcena, un cuadro de perfil bajo que se asocia al sector privado interesado en los lotes I (Talara) y 8, 192 y 64 de operaciones selva, junto con otros dos técnicos más jóvenes que Contreras.

¿DEUDAS CON EVO?

Otro detalle: ¿por qué esta preferencia de Cerrón por Energía y Minas? ¿Porque fue muy ‘amigable’, por decirlo de forma fina, con Toromocho y Volcán en su región? ¿O es que busca la actoría principal en la eventual renegociación de los contratos de gas y petróleo y de todo el paquete de nuestros recursos naturales, pasibles –según su ideario- de nacionalización o renegociación de contratos? ¿Porque sería la única forma de pagar, por ejemplo, con el gas de Camisea, la deuda que tendrían con Evo Morales, con toda seguridad aportante grueso de la última campaña? Volvemos al tema.

EN SALMUERA EN PALACIO

Lo habíamos anunciado con antelación. Se confirmó el pedido de renuncia de más de una docena (18) de jefes y jefas de área de Palacio de Gobierno a solicitud del empoderado nuevo secretario general de la casa de Pizarro. Ahora bien, lo cierto es que no sólo son 18 los que deben dejar Palacio o ser removidos a sus cargos habituales de auxiliares u portapliegos, sino que otra docena más de asesores y jefe de gabinete, que en suma serían una treintena de burócratas que franeleaban a don Pedro y lo “asesoraban” y ahora están en salmuera, con Beder Castillo a la cabeza.

PURA FINTA EN LA FISCALÍA Y JNJ

Una de las principales críticas contra la Junta Nacional de Justicia es la lentitud en la investigación de casos de corrupción en el Poder Judicial y la Fiscalía, lo cual termina favoreciendo a magistrados con denuncias o cuestionamientos. Es el caso del fiscal supremo provisional Jesús Fernández Alarcón, denunciado por mantener en la congeladora más de un año una investigación contra el denominado “cuello blanco” Daniel Peirano Sánchez, expresidente de la Corte del Callao, bajo cargos de corrupción y tráfico de influencias.

COMO EL CLAN ORELLANA

En el Poder Judicial al parecer es más escandalosa la permisividad para con los magistrados, como sucede con los encargados de juzgar a los responsables del despojo de unos 300 departamentos que compraron (un número similar de familias) de la Caja de Pensión Militar Policial en 1995, y que años después se los arrebataron –con una empresa ligada a la misma Caja- y al estilo del clan de Rodolfo Orellana, violando la normativa sobre inscripción de inmuebles en registros públicos.

NO SE APARTAN DEL CASO

¿Cómo es posible que se permita que los jueces superiores Rafael Jaeger Requejo y María del Carmen Gallardo Neyra sigan siendo parte del caso en la Cuarta Sala Civil, a sabiendas que ellos ya participaron en votaciones en contra de los afectados e insisten en mantenerse no obstante que ya tienen opinión formada del caso? ¿Por qué no siguen el ejemplo de la Dra. Juana Torreblanca Núñez que solicitó el apartamiento del proceso por impedimento del inciso 5) del artículo 305 del Código Procesal Civil? Volveremos al caso.

TRÁFICO AL ESTILO WONG

Según los expertos jurídicos, las acciones cometidas por el podemita Enrique Wong ante el renunciado ministro Juan Silva (exMTC), no solo es un desliz que linda con lo axiológico y que, por ello, la Comisión de Ética del Congreso tendría que ver su caso. Obvio. Resulta que “don Enrique” habría cruzado la delgada línea roja de la legalidad. Dicen que incurrió en tráfico de influencias al haber recomendado o intercedido a favor de terceros (sus asesores). Se pone fea la cosa. Ahora se entiende mejor sus coqueteos con Palacio, en fin…

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.