Alerta Informativa

Política

12 internos con Covid trabajan en la cocina

Concesionario Larisa SRL no habría cumplido con realizar las pruebas a su personal para descartar el virus.

12 internos con Covid trabajan en la cocina
A+

Al menos 12 internos del Establecimiento Penal de Chiclayo que trabajan en el Área de Cocina y Panadería contrajeron el virus del Covid-19, según la prueba rápida que les aplicaron, por lo que se pide a la concesionaria solucionar este problema a fin de evitar posibles motines y reyertas.

Asi lo detalla el informe 037-2020-INPE/17.125 /G.01/LFJ emitido el 23 de junio último y dirigido al director del Penal de Chiclayo, Segundo Chávez, a quien se le recomienda realizar las investigaciones debidas, a fin de sancionar al concesionario Larisa SRL porque no habría cumplido con realizar las pruebas a su personal.

“Dichas conductas pueden desencadenarse en motines y reyertas en contra del personal penitenciario como ocurrió en los inicios de la pandemia”, refiere un fragmento del informe al cual EXPRESO tuvo acceso.

“Es de preocupación porque estos internos atienden al personal penitenciario por lo que no se estaría cumpliendo lo estipulado en el contrato de alimentos que se realizó con el concesionario Larisa SRL y tampoco con los protocolos establecidos con el gobierno central”, indica el informe.

Refiere que el concesionario no habría cumplido con realizar las pruebas a su personal, ya que todo individuo que manipula los alimentos debería realizarse la prueba molecular, puesto que pone en riesgo la salud tanto del personal penitenciario como de los internos.

“En ese sentido se solicita exigir a la concesionaria realice la prueba molecular al personal de cocina y panadería a fin de descartar mayores contagios en esta área. Del mismo modo que se extienda al personal de internos como a los trabajadores con carácter de muy urgente”.

Según este documento mediante el Decreto Supremo 029-2020 el Poder Ejecutivo destinó 10 millones de soles al Inpe que debían ser debidamente distribuidos para combatir la pandemia del Covid-19 en el penal de Chiclayo; sin embargo, hasta la fecha no se han dado implementos de seguridad como mascarillas, guantes, etc., así como las cámaras de desinfección.

En el documento emitido el 23 de junio último y dirigido al director del Penal de Chiclayo, Segundo Chávez, se le recomienda realizar las investigaciones debidas a fin de sancionar al concesionario Larisa SRL porque no habría cumplido con realizar las pruebas a su personal.

Asimismo, se pide al director del penal que comunique a la Oficina Regional Norte para que se realicen las investigaciones, sanciones y denuncias necesarias por realizar omisiones en la manipulación de alimentos.

Como se recuerda, el 29 de abril ocurrió un cuarto motín en el penal de Chiclayo, en el que se registraron dos muertos.

En aquella ocasión, los reclusos volvieron a exigir que se les realice el descarte del coronavirus (Covid-19), se les entregue medicinas, alcohol y mascarillas para protegerse.

En la protesta, destrozaron la oficina legal del penal.

MALOS DIRECTORES

Según fuentes del Inpe, algunos proveedores de alimentos contratan a presos de los penales para cocinar, pero ello se ha convertido en una fuente de corrupción porque al interno le hacen firmar planillas de pagos mensuales de S/ 800 cuando en realidad reciben solo S/ 300. “La diferencia se va al bolsillo de malos directores y administradores”, indica el informe.

POR: ERICK SÁNCHEZ NORIEGA

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Relacionado




Política