Ahora dicen que no sobornaron a Lula da Silva
A+

El empresario Marcelo Odebrecht, denunciante y ex presidente de la compañía que lleva su apellido, declaró en un comunicado a la Justicia Federal que la contratación de conferencias impartidas por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva formaban parte del interés “legítimo” de empresa en su estrategia de relaciones públicas y también su intención de “ayudar” en la consolidación del Instituto Lula.

“Las conferencias tenían una intención legítima que eran las relaciones públicas, ahora también había detrás, en mi comprensión de las conversaciones con mi padre, la intención de ayudar al Instituto Lula”, declaró el facineroso.

PUEDES VER | Otra falla de nuestra justicia lavajatista

Según dijo, la contratación del político se negoció entre el expresidente y el padre del empresario, Emilio Odebrecht, que tenía una relación más estrecha con el Partido de los Trabajadores, quien dio charlas en Angola y otros países.

Odebrecht testificó en la Décima Corte Federal de Brasilia ante el juez Vallisney de Souza Oliveira, en la acción en la que el expresidente Lula es acusado de los delitos de corrupción, tráfico de influencias y lavado de dinero.

La fiscalía del MPF (Servicio Federal de Fiscalía Federal) afirma que las conversaciones contratadas fueron una forma de pagar sobornos, a cambio de fondos del BNDES.

PUEDES VER | Vilcatoma denuncia amenazas contra ella y su madre

Otra fuente de coimas, según el MPF, fue la contratación por parte de Odebrecht de una compañía de Taiguara Rodrigues dos Santos, sobrino de la primera esposa del expresidente Lula.

En la declaración de ayer, ya no relacionó la contratación de conferencias con el pago del soborno al expresidente, pero afirmó que estas se contabilizaron en la hoja de cálculo mantenida por él con el exministro Antonio Palocci, llamada “hoja de cálculo italiana”.

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.