Alejandro Sánchez, dueño de la casa en Sarratea, niega acusaciones de Karelim López

«Mi único delito es ser amigo del presidente», sostuvo.

Alejandro Sánchez Sánchez, dueño de la vivienda en Breña desde la que el presidente Pedro Castillo despachó a inicios de su gobierno, negó conocer a Bruno Pacheco, exsecretario presidencial, y haberle pedido que interceda por él ante la Sunat.

Como se recuerda, la lobista Karelim López, aspirante a colaboradora eficaz, sostuvo ante la Fiscalía que escuchó una discusión entre el mandatario y Pacheco, en la que hablaban sobre atender un pedido de Sánchez.

«Esa es otra mentira. (…) no conozco al señor [Luis] Vera [jefe de la Sunat]. Nunca lo he visto. Va a tener que comprobarlo la señora Karelim y cuando no muestre las pruebas, voy a tomar las cartas en el asunto», manifestó el empresario en diálogo con Punto Final.

TAMBIÉN LEE: Guido Bellido: «La decisión de Rusia de intervenir Ucrania es correcta»

Asimismo, reconoció que «en algún momento» se cruzó en campaña con el exfuncionario Pacheco, pero aseveró que no son amigos. Además, señaló que no conoce a López y que solo la ha «visto por televisión».

«Mi único delito es ser amigo del presidente y haberle dado posada aquí a un paisano, a un amigo», sentenció.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.