Alertan de despidos en pequeñas empresas
A+

Ante la previsión del presidente Martín Vizcarra sobre la eventual pérdida de un millón 70 mil puestos de trabajo durante y después la cuarentena, el ex ministro de Economía Ismael Benavides consideró que la cifra sería mucho mayor si se toma en cuenta el cierre paulatino de las empresas por falta de liquidez como consecuencia de la paralización de sus actividades en todos los rubros.

“Recién estamos en la mitad de la cuarentena y después veremos el comportamiento, pero ya se avizora otro gran problema relacionado con los trabajadores; sin duda que el despido será muy preocupante sobre todo en las entidades informales, así como en la micro y pequeña empresa, las más afectadas por la paralización productiva. En las que se mantengan se disminuirá el personal para mantener la distancia, por decir en los restaurantes, ferreterías”, refirió.

Benavides opinó que el Gobierno debe actuar de manera inmediata con una medida integral y con la intervención del Banco Central de Reserva (BCR) y la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) para inyectar liquidez sobre todo a las micro, pequeñas y medianas empresas, teniendo en cuenta que éstas movilizan la economía del país, para que puedan seguir funcionado con créditos refinanciados y no tener problemas de quiebra.

“El 80 % de estas empresas forman la cadena productiva y ahora necesitan una oxigenación de liquidez para pasar esta debacle de la pandemia del Covid-19, cuyos efectos se sienten a medida que pasan los días. Entramos a la segunda mitad y la fuerza laboral sigue estancada”, señaló.

Benavides insistió en que el Gobierno debe hacer urgente un planteamiento integral, inyectando 10 millones de dólares, tal como hizo el Congreso americano, para que en simultáneo mantener la liquidez, el oxígeno del empleo y frenar el problema social que se agudiza porque definitivamente los despidos serán muchísimo mayor de los previsto.

INACTIVAS

El ex titular del MEF no fue optimista respecto al crecimiento económico y, en su opinión, lamentablemente no llegará ni al 1%. Eso porque la cadena productiva está paralizada, no hay inversión pública, ni privada y la fuerza labora inactiva.

POR: SANTIAGO QUISPE

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.