Ántero Flores Aráoz: Hay causales para destituir a Boluarte

El cargo de ministra es a tiempo completo, señala el también extitular del Congreso. Afirma que hubo mala fe de fiscal Ávalos en investigación abierta contra él y Manuel Merino.


Por Juan Cruz Castiñeiras

Manuel Merino tuvo el cargo de presidente de la República solo una semana y sufrió dos años de persecución. ¿Cómo se entiende eso?

Algunos podrían decir que es inentendible, pero haciendo un análisis desapasionado de lo acontecido, se evidencia que la entonces fiscal de la Nación Zoraida Ávalos se apresuró a iniciar una investigación en el Ministerio Público contra el presidente Manuel Merino, su primer ministro y el ministro del Interior, por el deceso de dos jóvenes y diversos heridos en las manifestaciones habidas los días 12 y 14 de noviembre de 2020.

Inició el proceso investigatorio el mismo día de la renuncia de esos altos funcionarios, pese a conocer por la prensa de las acciones violentas de varios de los manifestantes contra la Policía, la que simplemente se limitó a frenar las acciones vandálicas contra los mismos policías, destrucción de propiedad pública y privada e inutilización de vehículos policiales, incluidos motocicletas y portatropas.

TAMBIÉN LEE: Cuñada de Pedro Castillo figura con paradero desconocido

También conocía Ávalos que había emergencia nacional y sanitaria, que las marchas habían sido instigadas por terceros y que hubo infiltración de delincuentes.

Sumado todo ello, llegamos a la conclusión de que hubo mala fe de la entonces fiscal de la Nación, quizás para esconder la inacción de los fiscales de prevención del delito y quizás también por su cercanía con el vacado expresidente Vizcarra.

¿Podrá juzgarse a Zoraida Ávalos por prevaricadora o con otra figura jurídica por la falsa acusación?

Soy abogado, aunque no penalista, por lo que no podría responderle con pulcritud su pregunta, aunque seguramente los penalistas podrán encontrar la adecuada tipificación de cargos. En lo que a mí se refiere, no soy de las personas que guardan rencores y menos rumian penas, lo que no significa de modo alguno poner la otra mejilla.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.