Ántero Flores-Aráoz: Perdigones no fueron disparados por la PNP

Hasta ahora el Ministerio Público no puede hallar responsables de la muerte de Inti y Bryan.

Ha pasado más de un año y cuatro meses y hasta ahora el Ministerio Público no ha podido establecer fehacientemente que los perdigones con los que murieron Inti Sotelo y Bryan Pintado, en las protestas de noviembre de 2020, fueron disparados por los efectivos policiales que buscaban repeler a los manifestantes que trataban destruir todo a su paso.

Increíblemente, nadie salió en defensa, ni dio soporte a los policías que solo cumplían su función. Si los agentes del orden no repelían los ataques, hoy seguramente lamentaríamos la destrucción de las sedes de Palacio de Gobierno y el Congreso.

El pasado 8 de marzo, en la audiencia de la subcomisión de acusaciones constitucionales del Parlamento se escuchó los descargos de Manuel Merino, Ántero Flores-Aráoz y Gastón Rodríguez en la audiencia de la denuncia constitucional que interpuso la fiscal de la Nación en su contra como presuntos autores por omisión impropia del delito de homicidio en agravio de Inti Sotelo y Bryan Pintado.

Por su parte, el fiscal adjunto supremo Ramiro Gonzales Rodríguez resaltó que hubo “uso desproporcionado de la fuerza pública” en un contexto de graves violaciones a los derechos humanos.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.