APEC 2016: “Perú mostrará que es un país confiable e integrado”
A+

La reunión de los líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se realiza en Lima, permite al país nutrir la agenda bilateral con las economías más grandes del planeta, consideró el ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Luna.

–El Perú es sede de la Cumbre APEC por segunda vez. ¿Qué diferencia tiene esta nueva cita con la anterior y cómo podemos optimizar su celebración en nuestro país?

–Volvemos a ser sede de las reuniones luego de haberla presidido durante el 2008. Somos la única economía del foro que ha tenido este privilegio. En aquella primera ocasión, las reuniones estuvieron rodeadas por el contexto de la crisis del sistema hipotecario de Estados Unidos que generó un impacto global.

El contexto actual también es complicado por la desaceleración económica y otros desafíos, como la ocurrencia inusual de amenazas a la seguridad, así como la degradación ambiental que afectan las perspectivas de un desarrollo sostenible, lo que viene acompañado, además, de un cuestionamiento a la globalización y a su dinámica integradora, generando el surgimiento de tendencias proteccionistas en distintas partes del mundo.

Sin embargo, en esta oportunidad contamos con la experiencia de la presidencia anterior y el prestigio que ha alcanzado la economía peruana en la actualidad. Asimismo, debemos recordar que cada cumbre simboliza un evento especial porque presenta los resultados del trabajo hecho durante el año.

En este caso, el Perú ha cumplido al plantear los temas centrales del foro, enfocados en la liberalización del comercio y las inversiones y la facilitación de los negocios, así como las prioridades temáticas propuestas como anfitrión anual del foro, las que fueron aceptadas unánimemente por las economías y desarrolladas con entusiasmo durante el 2016.

–Desde                nuestro               ingreso al APEC, ¿cuánto se han reforzado nuestros vínculos bilaterales con los países miembros de esta plataforma comercial?

–Desde sus inicios, el APEC ha orientado sus esfuerzos hacia la consecución de un mercado regional abierto y transparente. En 1994 se establecieron las llamadas Metas de Bogor, que fueron acordadas para lograr la total liberalización del comercio y las inversiones en la región, hacia el año 2010 en el caso de las economías desarrolladas, y hacia el 2020 para los países en vías de desarrollo. Desde su ingreso al foro, el Perú se ha visto envuelto en esa dinámica.

Desde luego, el logro de tales metas requiere de un trabajo no solo como acción individual, sino también como compromiso conjunto, nivel en que el Perú ha sido reconocido por su iniciativa en la búsqueda del desarrollo de objetivos comunes.

Asimismo, se han reforzado nuestros vínculos bilaterales al firmar una serie de tratados de libre comercio con las economías más dinámicas de la región.

–Haciendo un balance, ¿qué tan beneficiosos son los TLC que el Perú ha suscrito con los países del APEC y cómo se ha reflejado en la economía nacional? ¿Cuáles son esos países y esos beneficios?

–Hemos suscrito acuerdos comerciales con diez de las economías miembro de APEC: Estados Unidos, China, Canadá, Chile, Tailandia, Japón, Singapur, Malasia, México y Corea. De ellos, los cuatro primeros que mencioné están entre nuestros principales socios comerciales.

El principal beneficio que obtenemos es el acceso a mercados de gran tamaño y potencial, por la eliminación de barreras arancelarias y no arancelarias.

También han contribuido a mejorar la competitividad de nuestras empresas, al permitirles el acceso a insumos y bienes de capital a menores costos. Con los años, el volumen de nuestras exportaciones hacia esos países ha crecido de manera consistente, lo cual resulta sin duda en un balance positivo para el Perú.

–Esta Cumbre APEC ya tiene una agenda con cuatro pilares de discusión. Al margen de ello, ¿qué otras agendas bilaterales se encuentran previstas durante la cita?

 –Durante la Semana de los Líderes, contaremos con la visita oficial del primer ministro de Japón y la visita de Estado del Presidente de China. Asimismo, el presidente Kuczynski sostendrá reuniones bilaterales con los líderes de Estados Unidos, Corea, Nueva Zelandia, Rusia y Canadá.

No hay que olvidar que, además de la reunión de líderes APEC, también se efectuará un diálogo informal entre el APEC y la Alianza del Pacífico, y también tendremos un diálogo con los empresarios.

Como vemos, el ser sede de esta cumbre, sumado a su importancia y dimensión como foro multilateral, también aporta a nutrir nuestra agenda bilateral al dar nuevas oportunidades en el marco en que esta se desenvuelve.

–Esta es una nueva cita de alto nivel internacional. ¿Podemos decir que el país ya tiene un perfil propio en la comunidad de naciones con miras al bicentenario?

–Como mencioné, el Perú vuelve a ser sede de las reuniones de este foro de cooperación tras haberlo presidido en el 2008, lo cual es una situación inédita.

Sin duda, es una situación que refleja la política de Estado de fortalecer las relaciones del Perú con la región Asia-Pacífico, la más dinámica y de mayor crecimiento global en los últimos años. Es un reflejo también de la confianza de este bloque en nuestras capacidades.

En ese sentido, afirmamos que el Perú tiene un perfil propio, el de un país confiable, abierto e integrado en la economía global.

(Fuente Andina)