Barata cedió oficinas de la constructora

Llama la atención que el caso ha quedado sin investigar y se ha premiado a uno de sus controvertidos funcionarios.

Tras la renuncia de la abogada Claudia Suárez Gutiérrez al cargo de jefa de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) y tras nombrar en su reemplazo a Luis Enrique Vera Castillo, salió a relucir la suspicacia del recientemente designado titular de la institución de recaudación tributaria porque formó parte de funcionarios que le perdonaron los pagos tributarios a la empresa constructora Odebrecht.

Bajo ese contexto, el ex congresista Juan Pari, quien presidió la comisión encargada de investigar el pago de presuntas coimas a funcionarios peruanos por parte de las empresas brasileñas, Odebrecht y OAS, solicitó información a la Sunat y funcionarios de esta entidad fueron obstruccionistas permitiendo dejar pasar por alto los pagos tributarios de dichas empresas.

“Sucede que el funcionario de Odebrecht, Jorge Barata, declaró que su representada le cedió oficinas a la Sunat para que opere desde su edificio cuando en ese entonces el señor Vera Castillo se desempeñaba como jefe de la Intendencia de Grandes Contribuyentes, esa habría sido una de las causas por las cuales objetaron la colaboración con la comisión investigadora del Congreso de la República a mi cargo”, refirió.

Sostuvo que ante la dilación para entregar información requerida, la comisión investigadora del Parlamento, el 25 de julio de 2016, le cursó el oficio Nº 1085-2016/JPCH-CR, dirigido al señor Víctor Ramos Chávez, superintendente Nacional de la Sunat, exigiendo información importante para esclarecer los hechos de presuntas coimas que habían cometido muchos funcionarios por contratos con el Estado, pero no cumplió con brindar la atención requerida.

DECLARÓ BARATA

“Nos enteramos por las declaraciones del mismo funcionario de Odebrecht, Jorge Barata, en la comisión investigadora, que Odebrecht compartía un espacio con la Sunat en sus propias oficinas de Lima, es decir colaboraba con el país como una de las principales contribuyentes, eso llamó sumamente la atención respecto a los controles que se daban desde esos espacios, sin duda era una atención privilegiada”, manifestó.

Asimismo, dijo que cuando pidieron información, la atención no fue oportuna, solo parcial e inexacta (…) no coadyuvaron en nada a profundizar las investigaciones de aspectos de interés nacional, peor aún entregaron 3 CD que no se podían visualizar; en consecuencia sirvió poco o casi nada, lo cual obligó a insistir aunque el plazo de la comisión investigadora terminaba su mandato, fue en el 2016.

“Ahora me llama poderosamente la atención que el caso ha quedado tal como estaba sin mayor cobertura de investigación, con el premio mayor a uno de sus funcionarios nombrándolo nada menos que titular de la Sunat, solo en el país ocurren cosas raras. Pese a todo el caso se debería investigar, es decir que la institución de recaudación tributaria explique por qué utilizaron las oficinas de Odebrecht para sus operaciones de control, eso no es gratis”, remarcó el exparlamentario.

POR: SANTIAGO QUISPE

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.