Basombrío hizo algo similar en su gestión
A+

A finales de noviembre de 2016 el entonces ministro del Interior, Carlos Basombrío, anunciaba que un total de 790 oficiales de la Policía Nacional pasarían al retiro “por renovación de cuadros de manera excepcional”. La disposición se hizo efectiva el 1 de enero de 2017.

En conferencia de prensa, el titular del Mininter explicó en ese entonces que pasaban al retiro 757 oficiales de armas, es decir, los que salen a patrullar, mientras que 33 eran de servicios, vale decir los que cumplen labores administrativas.

PUEDES VER | La Policía niega irregularidades

El primer grupo lo conformaron 160 coroneles, 300 comandantes, 249 mayores y 48 capitanes. Mientras, el segundo: 20 son coroneles, 7 comandantes y 8 mayores. No obstante, no era la primera vez que realizaba una purga en la PNP.

Como se recuerda, en septiembre de ese año se ordenó el pase al retiro de 39 generales, 27 de ellos eran jefes de regiones policiales o direcciones nacionales. Este pase al retiro de 790 oficiales generó malestar en la familia policial, cuyos miembros consideraban que no se seleccionó de manera objetiva sino a dedo. Lo que también se cuestiona es que en este segundo proceso de “limpiar” a la PNP se pasó por alto considerar a oficiales con serios cuestionamientos o investigados.

PUEDES VER | Vladimir Cerrón rompe alianza con Nuevo Perú

Lo más grave aún sería que quienes integraron el Consejo de Calificación, que emitía actas individuales de los 790 efectivos policiales invitados al retiro entre las fechas del 15 al 18 de noviembre, hacían otras actas del Consejo de la Orden al Mérito de la PNP para estimar o desestimar la condecoración al orden al mérito por acción distinguida a generales en la PNP. A la fecha los perjudicados continúan en juicios que muchos de ellos han ganado por estas y otras irregularidades del proceso.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.