Béjar buscaba desplazar a embajadores de carrera

Pretendía imponer a representantes políticos en destinos claves para el país.


El plan de Héctor Béjar en la Cancillería, según él mismo reveló a “Otra Mirada”, era desplazar a los embajadores de carrera de los destinos claves de la diplomacia peruana, para apuntalar a los que consideraba intelectuales y pensadores, afines a la política que buscaba implementar.

“La política era que el Perú mostrase su imagen a través de sus mejores intelectuales, no embajadores de carrera, de intelectuales de carrera”, sostiene.

En esa lógica, había propuesto para la sede peruana en Estados Unidos al embajador en retiro Oswaldo de Rivero; para las Naciones Unidas, al excanciller Manuel Rodríguez Cuadros; para Francia, al intelectual Hugo Neira; a España, enviaría al antropólogo Rodrigo Montoya, y a China, Humberto Rodríguez Pastor.

Sin embargo, reconoció que desconocía cuál era la situación de su propuesta.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.