“Cadena productiva se quedó estancada”
Foto: Andina
A+

Ante la grave crisis que vive el país, el expresidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Ricardo Vega Llona, planteó con suma urgencia un estado de emergencia paralelo, con medidas destinadas a preservar la producción y del empleo, con la convocatoria de los mejores economistas del país, teniendo en cuenta el costo social que acarreará la cuarentena por el coronavirus.

“Las medidas adoptadas por el Gobierno son necesarias en lo referido a la defensa de la salud pública y tenemos que apoyarlas, pero la situación económica es sumamente preocupante, pues con esta paralización que hizo mucho daño al país, la cadena productiva se quedó estancada en todos los niveles, generando la desesperación en la sociedad por los empleos y pagos de impuestos”, manifestó.

El representante del empresariado peruano consideró que la emergencia de la salud pública ha sido y es necesaria que debemos acatarla con mucho esfuerzo, sin embargo el daño económico en que se encuentra el Perú a la larga afectará considerablemente a la salud teniendo en cuenta que mucha gente salió de la pobreza o extrema pobreza y luego regresará a esa misma situación. “Habrá un costo social que preocupa, no solo hablamos de los servicios, es el aparato productivo el más vapuleado”, indicó.

Dijo que la situación es más grave en los sectores menos favorecidos y ante la falta de recursos se generará mortalidad, pero con medidas de urgencia podría corregirse y el problema sería menor.

REACTIVACIÓN GRADUAL

“Esperemos la próxima semana como anda la situación, no tanto en el campo social sino en el plano laboral. Queremos que las compañías vuelvan a producir aunque no en forma normal, pero gradualmente se podría hacer caminar a la economía. Eso sí, eliminando todo tipo de reuniones sociales”, refirió Vega Llona.

POR: SANTIAGO QUISPE

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.