Carlos Chipoco: “Se le ha negado al Perú derecho a defensa”
A+

La sentencia sobre las medidas provisionales respecto al Tribunal Constitucional tomada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre el caso de El Frontón no es definitiva sino provisional, en opinión del experto en temas de derecho humanos, Carlos Chipoco Cáceda.

Como bien lo dice el juez Antonio Sierra Porto, las medidas cautelares nunca tienen un carácter definitivo sino que son provisionales, reitera.

“Lo que tiene carácter definitivo son los casos que garantizan el debido proceso y el derecho de defensa del Estado, pero en este caso no se ha abierto un periodo de pruebas ni testigos, ni peritos, ni menos se ha realizado una audiencia de contradicción entre los denunciantes y los denunciados”, advierte el también excongresista.

En síntesis, “la Corte le ha negado al Estado Peruano el derecho al debido proceso y a la defensa”.

Resulta paradójico, añade, que la Corte IDH viole principios básicos del derecho procesal de los derechos humanos establecidos por la Convención Americana y su Reglamento.

El juez Vio Grossi, con más sapiencia, dice lo mismo. “Acá se ha pretendido proteger al Tribunal Constitucional a como dé lugar, cuando este ente nacional podía presentar un amparo e ir por la vía ordinaria, como cualquier ciudadano, primero a la Comisión y luego a la Corte”.

“Este proceso abreviado que ha creado la Corte ex profeso viola el derecho a la igualdad”, agrega Chipoco Cáceda.

Ahora cualquier puede saltarse la vía nacional previa e ir a las medidas provisionales o no definitivas de la Corte, a sabiendas de que esta instancia supranacional “no puede detener un proceso previo de carácter constitucional porque la Convención no la habilita para ello”.

Solo lo puede hacer cuando se han agotado las vías previas, subraya.