Caso Paola Ugaz: Como Nadine Heredia y Susana Villarán, ¡lo niega todo!
A+

Lo que está sucediendo estos días en relación con la información que publicamos la semana pasada en EXPRESO es paradójico, pero lamentablemente normal en un país como el nuestro. La gran mayoría de los medios, tomados por el poder de turno, acostumbran a destruir a sus adversarios en campañas sistemáticas y prolongadas, en las que uno entrevista al otro, rebotan las noticias entre todos los amigos y hasta organizan conferencias universitarias sobre el tema.

Pero cuando un medio independiente, ajeno a lo que ellos llaman “ecosistema”, presenta una investigación que por alguna razón les resulta incómoda, entonces no es verosímil. Y es paradójico porque precisamente es lo primero que expone Paola Ugaz en su cuenta de Twitter @larryportera, cuando dice: “Los periodistas estamos expuestos a que se nos juzgue y evalúe por nuestro trabajo, pero no es lo que hace @ExpresoPeru en mi caso: retomar viejas prácticas del SIN de Montesinos y armar una operación de desinformación donde me acusan de lavado de activos”.

Y, por supuesto, como no están acostumbrados al periodismo serio que busca la verdad sin ningún afán propagandístico ni destructivo, se desubican cuando se dan cuenta de que no hay “operación” de desinformación y que no hay ninguna práctica “del SIN de Montesinos”.

Seguramente ya se reunieron. El clima en Mala, de hecho, está mejor que el de la gris Lima. Y no dudamos de que ya se rearmaron y ya han visto cómo hacer para negar, negar y negar lo que a la vista de cualquiera ya es algo que, al menos, exige una investigación fiscal.

Pero ojo: negar no es una prueba que invalide lo que hemos presentado. Porque efectivamente, es su palabra contra las múltiples evidencias. Mientras lo niegan, por supuesto, buscan atacar a los que opinan libremente al respecto con una vulgar estrategia de amedrentamiento mientras, al mismo tiempo, gritan por todos lados que Ugaz es perseguida porque ejerce su “libertad de expresión” en contra de una organización religiosa. Ella sí utiliza la libertad de expresión. El resto son una planta de un “ecosistema” que difama. Una paradoja más.

Claro, el negarlo no es una buena estrategia, sino que es la única que tienen. ¿Cómo no lo van a negar? Cae uno, y como piezas de dominó, caen todos. Tampoco nos sorprende que lo hagan. Era lo que esperábamos. Somos periodistas de verdad. Y como pueden ver, la información que hemos presentado es del primer trimestre del año, y nos hemos dado el trabajo de corroborarlo.

Sabemos a lo que nos enfrentamos. Y, sobre todo, estamos tranquilos porque sabemos cómo hacerlo. Por lo mismo, nunca vamos a ser tan ingenuos de pensar que una acusación de la magnitud de la que hemos presentado iba a hacer caer un sistema que viene enquistado en las altas esferas de poder de nuestro país por varios años. Pero sabemos por fuentes directas que han sentido el golpe. Y se están mirando con desconfianza entre ellos quizá preguntándose: ¿habrás sido tú?

La inacción y la negación por parte de ellos no hace más que evidenciar lo que venimos denunciando hace mucho tiempo: la captura del poder político y judicial del Perú por parte de un grupo reducido que han logrado aniquilar al enemigo y salvar a los amigos. Con la salida de Gonzalo Chavarry y la destitución de Carlos Puma del caso de “Las chalinas verdes”, tenemos pruebas de los corruptos funcionales al poder fáctico de turno sin acusación formal, y a los enemigos, sin pruebas, presos.

Esto les da la sensación de impunidad. ¿Qué pasó cuando se mostraron los famosos chats de “la botica”? Basta entrar a un buscador para ver más de 250 mil resultados sobre el tema. Pero están asustados. Muchos flancos abiertos. Muchos eslabones débiles. Y no saben si sus amigos seguirán en el poder en el 2021. Internacionalmente ya no tienen cómo venderse. Pero como siempre en la vida, saben que la verdad sale a flote.

La negación es parte de la historia política y social de la humanidad. Y en nuestro país, son parte de nuestra historia reciente. ¿No negó Nadine Heredia que las agendas fueran suyas? ¿No salió una digna Susana Villarán hasta hablar de transparencia para negar que recibió coimas de los brasileños?

Por todo esto señores, no se equivoquen. Los ingenuos no somos nosotros. Ni tampoco la gran mayoría de peruanos pensantes que saben que la justicia peruana está tomada por un grupúsculo que detenta el poder, pone y saca presidentes, protege a sus amigos millonarios y maneja a la gran mayoría de medios en este país.

Tampoco se confundan con sus amedrentamientos notariales. Ni con sus anunciados juicios penales. Nosotros no tenemos abogados “probono”, pero también estamos dispuestos a ir hasta el final porque sabemos que lo que hemos presentado es cierto. Es cierto como fue que las agendas sí eran de Nadine y que Villarán recibió coimas. Así que no habrá ningún problema en vernos en tribunales para que también demuestren que lo que hemos dicho es falso.

Y tendrán que desfilar, uno a uno, cada uno de sus testaferros: el doctor Juan Jesús Escate Lira con número de colegiatura 20157 que realiza abortos, un delito en nuestro país, su esposa Fiorela Pinedo Elaluf y sus fiestas infantiles; el abogado Marco Antonio Ríos Luna que negó trabajar para el Ministerio Público desde el 2015 y ya comprobamos que era mentira; la empresa Just justificando por qué Raquel Rebeca Gozalvez Donayre trabaja para ellos; Jimmy Díaz y la póliza falsa, entre otros. Son más de 20, o sea que no serán procesos cortos. Y según fuetes, algunos de ellos ya están considerando la posibilidad de convertirse en testigos protegidos para aminorar su pena o ser eximidos.

Pero no den a EXPRESO  la responsabilidad de investigar lo que le corresponde a la Fiscalía de la Nación. Al Ministerio Público debería bastarle el hecho de que Paola Ugaz haya viajado más de 70 días siendo funcionaria de Villarán durante el mismo año y a los países donde se negociaron las coimas de OAS. ¿No les levanta ninguna sospecha que su legajo haya desaparecido de la Municipalidad de Lima? ¿No les llama la atención que una periodista que hace fiestas para recaudar fondos para sus juicios y dice tener abogados probono tenga a sus dos hijos en el colegio más caro del Perú y dos departamentos declarados en Miraflores?

¿La evidencia documentada hasta con estados de cuentas bancarios que hemos presentado en este diario no merecen abrir una investigación? ¿No se dan cuenta de que si no lo hacen solo están confirmando que están dominados por alguien más y es un blindaje?  ¿Y dónde, dicho sea de paso, están los oficiales de cumplimiento de los bancos? ¿No van a exigir a los involucrados que expliquen y justifiquen sus movimientos de cuentas?

Finalmente, por el lado de Paola Ugaz, quien no la debe no la teme. Si realmente cree que hemos mentido, ¿por qué no se somete voluntariamente a ser investigada? ¿Por qué no pide que le levanten el secreto bancario y el de comunicaciones? ¿O no estamos “mintiendo” tanto? ¿Solo negando es suficiente? No lo olvidemos: Nadine y Susana negaron enfáticamente acusaciones que más tempranos que tarde resultaron ser ciertas.

Y para el resto de nuestros fieles lectores en papel y en edición digital; y aquellos que abrumadoramente nos respaldan en las redes -y también a los tuiteritos que nos insultan a falta de argumentos-, tranquilos: sí tenemos más información. Pero, repetimos, al no ser un psicosocial como pretenden argumentar, seguiremos comprobando todo lo recibido. Es mucho, y muy jugoso. Paciencia.

ACTOS IRREGULARES

La exprocuradora anticorrupción, Katherine Ampuero, comentó que, frente a este hecho, se habrían cometido actos irregulares que tipificarían delitos de corrupción en la administración del Estado.

Con respecto a los viajes de Ugaz cuando laboraba en la Municipalidad de Lima, Ampuero señaló que ningún trabajador del Estado puede ausentarse sin pedir licencia de goce de haber; de lo contrario, estaría incurriendo en un delito al cobrar sueldo sin brindar el servicio.

También pidió a la Fiscalía abrir una investigación para esclarecer cómo Ugaz habría manejado esa red de al menos 20 personas con las que coordinaba la entrega de dinero de procedencia incierta.

“Un primer acto de la investigación es la citación de todas las personas que aparecen en la nota periodística debidamente identificadas con DNI, entonces, la Fiscalía los podrá citar a efectos de que muestren los chats de las conversaciones que habrían tenido con esta señora (Ugaz)”, mencionó.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.