Caso Paola Ugaz: Marcos Ríos Luna sí trabajó para el Ministerio Público
A+

La semana pasada, este diario publicó dos reportajes completos que exponía una presunta red de lavados de activos y tráfico de influencias que estaría liderada por la periodista Paola Margot Ugaz Cruz. Si bien la información que publicamos incluye a un círculo de más de 20 personas que estarían involucradas en los delitos, solo tres nos hicieron llegar los descargos respectivos para asegurar que no tenían ningún vínculo con Ugaz.

Y nosotros, como corresponde, procedimos a publicar dichos descargos sin que eso signifique ningún tipo de rectificación de nuestra parte, ni que hayamos dado un paso atrás en lo que venimos sosteniendo con respecto a la información presentada. Pensamos, más bien, que es parte de hacer periodismo serio darles espacio a todas las partes involucradas en una noticia.

Una de las tres personas que envío su descargo a este diario fue el abogado Marco Antonio Ríos Luna, quien sería pieza clave en esta red de tráfico de influencias.

Según lo que se puede deducir de las conversaciones sostenidas por Paola Ugaz, él era el hombre dentro del Ministerio Público que le arreglaba algunos casos a la periodista y a sus contactos. Como lo expusimos la semana pasada, esto habría sucedido en el caso de Marcos Huamán, a quien según lo conversado Ugaz habría prometido “librar del proceso” a su hijo en el caso “nuevo Ayacucho” a través de la gestión en la fiscalía del Dr. Ríos Luna.

También es mencionado en otra ocasión cuando Jhosy Lisbeth Mogollón Villarreyes, con DNI 76852104, le dice a Ugaz que ha recibido unos documentos en su domicilio de parte de la Fiscalía.

La periodista le responde: “No ha seguido. Me lo aseguró Ríos Luna”. Nuevamente, el apellido Ríos Luna aparece como aquel que maneja los “asuntos” de Ugaz en el Ministerio Público.

Como lo mencionamos, luego de nuestra publicación, el abogado Marco Antonio Ríos Luna nos hizo llegar su descargo. No negó que existiera esta red de tráfico de influencias y lavados de activos, como por ejemplo sí lo ha hecho Ugaz y Rosa María Palacios. Pero sí fue enfático en negar que conocía a Ugaz Cruz y como argumento para sustentar que no podía ser verosímil lo publicado por este diario dijo: “No trabajo en la Fiscalía desde hace cinco años. Yo trabajé en el Ministerio Público solo hasta el 2015”.

Sin embargo, tenemos pruebas que demuestran lo contrario. Como se puede ver en esta página, existen dos pagos a su nombre por parte del Ministerio Público, colocados en el portal Transparencia del Estado Peruano luego de 2015. El primero fue en 2018, por el monto de 5434.80 soles, y el segundo en 2019, por exactamente el mismo monto con una orden emitida el 5 de diciembre del mismo año.

Además, existe un contrato por servicios de defensa legal y asesoría con el Ministerio Público por el monto de 10,869.60 soles con una orden emitida en plena pandemia: el 24 de julio del 2020.

Por lo tanto, con la evidencia mostrada y debidamente documentada en esta nota, queda claro que lo consignado en su descargo a este diario por Marco Antonio Ríos Luna no es cierto. Sí tiene vínculos vigentes con el Ministerio Público y coincide con lo expuesto en los chats de Paola Ugaz. ¿Hasta cuándo los fiscales se harán los de la vista gorda? Nosotros somos periodistas. Los encargados de delinear los delitos son ellos. ¿Qué más indicios necesitan?

SILENCIO SEPULCRAL

La inhibición de la Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, en el proceso de evaluación de Ríos Luna para ser elegido miembro de la Junta Nacional de Justicia, es otro elemento a tener en cuenta. Ávalos se inhibió porque había una relación de naturaleza civil para la asesoría especializada en defensa legal de la exgerente general del Ministerio Público, cuya orden de servicio se generó el 19 de diciembre de 2018.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.