Controvertida mujer burla seguridad del Congreso

Se presenta como titular de asociación que no existe. Adicta a entablar denuncias, también tiene un rosario de demandas. Su esposo estaría preso por venta de drogas.

Una mujer se da el lujo de entrar y salir al Congreso como le da la gana, reunirse con parlamentarios y otros funcionarios públicos, ser invitada a comisiones de labor legislativa e impulsar proyectos de ley, pero pocos conocen que tiene una controvertida historia, llena de denuncias y demandas. ¿Y la seguridad del Parlamento? En el siguiente informe, conozca quién es Lilia Oria Erazo de Salazar.

Dice ser presidenta de la Asociación Nacional de Aportantes y Exaportantes del Perú (ANAEA-AFP), que no está inscrita en Registros Públicos y tampoco tiene oficina conocida, pero es la agrupación con más actividad en redes sociales, donde publican una serie de informaciones falsas. Nadie sabe a quiénes representa esta seudo asociación.

Durante la pandemia, en los años 2020 y 2021, la mujer tuvo mayor protagonismo. Fueron años en los que se aprobaron retiros parciales de los fondos de las AFP. En la red social Twitter, Lilia Oria se presenta como una «revolucionaria de verdad, no soy de izquierdas o derechas, soy libre, avancemos y revolucionemos el Perú como ciudadanos con propuestas y actos».

Ella tendría aspiraciones políticas. El círculo que conforma es cerrado y siempre teme que haya infiltrados. Precisamente en la citada red social anunció que la parlamentaria Rosangella Barbarán (Fuerza Popular) la ha invitado al Congreso de la República para que exponga en la Comisión de Economía, «nuestra lucha por justicia para millones de afiliados». Sin embargo, fuentes del despacho de la legisladora Barbarán han negado la información.

«Como cuatro asociaciones de aportantes de AFP le han escrito a la congresista. Lamentablemente no hay una forma de hacer filtros a estas asociaciones, unas dicen que sí representan a los aportantes, que son la voz del pueblo, las otras también», dijo la fuente.

Ingresos al Congreso

Estas son las veces que Lilia Oria ha ingresado al Congreso y a otras entidades del Estado Peruano. En 2021 entró nueve veces, entre ellas visitó la Comisión de Economía, Banca e Inteligencia Financiera, en la sede administrativa del Congreso. Dos veces se reunió, ese año, con el excongresista de Acción Popular, Anthony Novoa Cruzado, quien fue presidente de la Comisión de Economía entre abril de 2020 a julio de 2021.

Además, tuvo dos encuentros con el parlamentario de Avanza País, Juan Burgos Oliveros, y otro con la legisladora Silvia Monteza Facho, de Acción Popular. En agosto de 2021, Monteza fue elegida presidenta de la Comisión de Economía, hasta julio de 2022.

En esa etapa, Lilia Oria también mantuvo conversaciones con el congresista de Perú Libre, Segundo Montalvo Cubas. El 4 de abril de 2022, Montalvo presentó un proyecto de ley que proponía autorizar el retiro de hasta 2 UIT a los afiliados a las AFP en el contexto de la pandemia por la covid-19.

Ocho días después, el 12 de abril de 2022, Montalvo subió a su cuenta de Twitter una foto con la mujer y el mensaje: «Mi reconocimiento a los compatriotas de la Asociación Nacional de Aportantes y ex Aportantes de AFP, y a todo el conjunto que desde hace años vienen luchando por la aprobación del retiro de fondos de su AFP». El proyecto de ley se convirtió luego en la Ley 31478, que aprobó el retiro de 4 UIT y fue publicada en El Peruano el 5 de mayo de 2022.

Fuentes del despacho de Montalvo indicaron que se reunió con dos asociaciones de aportantes de las AFP, ninguna inscrita en Registros Públicos, una de ellas fue la de Lilia Oria, y que la iniciativa para presentar este proyecto de ley surgió de la demanda de la población. Montalvo ha vuelto a presentar un proyecto de ley para el retiro de 2 UIT.

Lilia Oria también mantuvo tres reuniones en el despacho del expremier Pedro Angulo Arana, de acuerdo con el registro de visitas. Fuentes allegadas a Angulo sostuvieron que las reuniones fueron porque ella estaba buscando trabajo. Angulo había sido su profesor en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

La mujer tiene 48 años. Su nombre no aparece en la lista de egresados universitarios, según el registro de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

De acuerdo con su DNI, domicilia en la manzana A, lote 2, Cooperativa de Vivienda El Olivar, en San Martín de Porres, pero en las diversas denuncias que ha planteado en comisarías de Lima afirma vivir en domicilios que terminan siendo falsos, como se pudo corroborar.

Relaciones peligrosas

Ella figura como casada en el Reniec. Contrajo matrimonio con Juan Pablo Salazar Pastor, quien estaría purgando condena, a quien ha denunciado en varias ocasiones. Según el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Salazar fue recluido el 7 de febrero de 2012 en el penal de Lurigancho por el delito de tráfico ilícito de drogas. Está en calidad de sentenciado.

El 12 de enero de 2011, la mujer denunció a Salazar por maltrato físico. Ella dijo que estaba en estado de gestación y que su esposo la había agredido físicamente cuando se encontraba en una mototaxi.

Según la denuncia policial, ella vivía en dos domicilios: calle 49, manzana R2, urbanización El Pinar, en Comas; y San Francisco, manzana D, lote 6, Carabayllo.

El 3 de febrero de 2011, otra vez denunció a Salazar. En este caso, la mujer sostuvo ante la Policía que los hechos de violencia ocurrieron en la avenida Asociación San Francisco, manzana D, lote 6. Ella le dijo a la Policía que vivía en la calle 49, manzana R2, lote 32, urbanización El Pinar, en Comas.

El 16 de enero de 2013, denunció haber sido víctima de robo de «especies y máquinas de lavaderos de carro, dos comprensoras, dos expulsadoras de agua, dos champuneras, S/300 en efectivo, vitrinas, estantes, gata de vehículos y diversos accesorios por un monto de S/25 mil». También denunció que habrían intentado secuestrarla. Pero, el caso nunca llegó al Poder Judicial.

En esta denuncia volvió a consignar como dirección la urbanización El Pinar, en Comas. En 2013, habría estado estudiando Derecho en la Universidad Femenina del Sagrado Corazón. Dos personas consultadas para esta investigación indicaron que había empezado sus estudios, pero no los culminó.

El 27 de noviembre de ese año, denunció a una compañera de aula, dentro de la universidad, por supuestamente haberla agredido físicamente. En aquella ocasión, señaló que vivía en la avenida Carlos Izaguirre 1479, Los Olivos. Pero la dirección no existe.

El 30 de mayo de 2022, denunció a Luis Valenzuela López, quien entonces tenía 47 años, por la presunta comisión del delito «contra la libertad personal-acoso». Refirió que en 2021 Valenzuela solicitó formar parte de la asociación que ella lidera y que apoyaría haciendo las imágenes en las redes sociales.

Luego, a fines de 2021, dice la denuncia, Valenzuela fue expulsado «por mala conducta». Para Lilia Oria, Valenzuela era un infiltrado.
Una de las direcciones que siempre consignó en sus denuncias es la calle El Pinar, en Comas. Los verdaderos propietarios del inmueble, que pidieron el anonimato, dijeron que sí habían escuchado de la mujer porque hace unos cinco años un hombre, de unos 55 años, llegó hasta su casa a preguntar por ella.

«Decía que esa mujer lo había estafado con un dinero, que le debía y que no sabía dónde ubicarla. Vino en un carro, desesperado», dijo la dueña de la casa. «Nosotros vivimos acá toda la vida. No sabemos por qué esa señora está dando nuestra dirección. Hemos ido a la comisaría a informar eso», agregó el esposo de la mujer.

TE PUEDE INTERESAR: