KUNTUR WASI. SE FINANCIARÍA CON RECURSOS DEL ESTADO

Desnaturalizan las APP al estilo de Odebrecht

La tasa de interés del proyecto Chinchero (22 %) ocupará un lugar infame en la historia, advierte García Belaunde.

Desnaturalizan las APP al estilo de Odebrecht
  • Fecha Jueves 29 de Agosto del 2019
  • Fecha 7:10 am

Quien elaboró el primer y pésimo contrato del aeropuerto de Chinchero fue José Antonio Gutiérrez Dámazo, en ese entonces funcionario de Proinversión. Él diseña el cierre financiero sin plazo alguno. De allí viene el lío cuando Pedro Pablo Kuczysnki (PPK) asume la Presidencia y quiere “solucionar” el problema con la famosa adenda N° 1. Ahora Gutiérrez trabaja en Ositran, es decir al ente regulador de Chinchero. En su hoja de vida Gutiérrez aparece como experto en “regulación, estructuración y modelación económico financiera de Asociaciones Público Privadas”.

Como el contrato tampoco fijaba la tasa de interés del financiamiento del proyecto, el consorcio Kuntur Wasi pidió un astronómico 22 %, un insólito porcentaje que ningún conocedor del mundo financiero podría ni imaginar ni menos aceptar.

“En la historia mundial de las APP (asociaciones público privadas), la tasa de interés del proyecto Chinchero ocupará un lugar infame”, escribió el congresista Víctor Andrés García Belaunde (AP) en una carta dirigida al aún ministro de Transportes y Comunicaciones Martín Vizcarra, exhortándolo a no firmar la adenda. Opinó de esa forma porque los bonos soberanos en ese entonces no pasaban del 6 o 7 % anual. Sigamos con la historia.

En noviembre de 2016, Vizcarra y la viceministra Fiorella Molinelli anunciaron salir del impase mediante esa adenda en la que el Estado financiaría la construcción del aeropuerto de Chinchero con US$ 265 millones, esto a través de un crédito bancario. Resulta entonces que esta salida convertía al Estado en el banco de Kuntur Wasi a cambio de nada.

Es decir, Kuntur Wasi ya no tenía ni el riesgo ni la obligación de conseguir financiamiento porque el Estado lo asumiría conforme avance la obra, previo adelanto de más de US$ 40 millones que no estaba contemplado en el contrato original y por 40 años de concesión. De la noche a la mañana resulta que más del 80 % del financiamiento provenía del Estado, con el agregado que Kuntur Wasi recuperaba los US$ 265 millones antes de terminar la obra. ¿Por qué se mantenía el proyecto como APP si el financiamiento sería del Estado en un porcentaje abrumador? Asistíamos pues, como en el caso Odebrecht, a la desnaturalización de las APP, donde empresas corruptas trabajaban con los recursos del Estado, en la ya conocida figura de los PAO (pagos por adelanto de otra) que se había utilizado para financiar, por ejemplo, las interoceánicas.

Eso es lo que ha encontrado la fiscal Zoila Sueno en la laptop del gerente de Kuntur Wasi, Jorge Balta del Río, es decir los dos esquemas del PAO trimestral para la ejecución del aeropuerto de Chinchero, que había desarrollado la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) por encargo del ministro Vizcarra. Sobre la insólita tasa de interés (22 %) que el Estado peruano debería pagar a Kuntur Wasi, Vizcarra también había enviado este impase a la CAF, pagando por esta consultoría y por los PAO un total de 45 mil dólares.

PACTO COLUSORIO

Estos dos documentos eran de pleno conocimiento del gerente Balta del Río. El primero estaba fechado el 19 de octubre de 2016 y el segundo el 21 del mismo mes. Pero la CAF los remitió recién el 7 de noviembre de 2016 al gobierno peruano, aunque su fecha oficial era del 4 de noviembre. No solo estas partes medulares de la adenda sino la adenda misma como proyecto, fechado el 3 de enero de 2017, fue ubicada en esa laptop del citado gerente de Kuntur Wasi.

“Es decir que la Sociedad Aeroportuaria Kuntur Wasi tuvo dichos informes con fechas anteladas, desconociéndose cuál habría sido su propósito”, según la fiscal Sueno. Si a lo anterior agregamos que el laptop del ejecutivo estaban, siempre con antelación, el pliego interpelatorio al ministro Vizcarra sobre la adenda Chinchero a realizarse en el Congreso el 16 de marzo, con preguntas y respuestas, documento grabado el 10 de marzo de 2017, es obvio que la magistrada Sueno haya llegado a la conclusión de que estábamos ante la figura de un “pacto colusorio” entre las partes, incluida la CAF, que se blindó en su estatus de inmunidad.

Por lo que, sobre la base del peritaje realizado a la laptop de Balta del Río, Zoila Sueno concluye que “se ha encontrado documentación que guardaría relación con la investigación No 65-2017 por presuntos delitos de colusión y negociación incompatible, que fue llevada por la Fiscalía de la Nación contra el exministro de Transportes y Comunicaciones Martín Alberto Vizcarra Cornejo, actual presidente de la República del Perú”.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.



Top
Martín Vizcarra en caída libre

Martín Vizcarra en caída libre