¿Dónde están los $334 millones de Cofide?
A+

La prensa oficialista habla de la buena respuesta del mercado ante las emisiones realizadas por Cofide en 2019, y la frecuencia de estas, añade, han vuelto a colocar al banco de desarrollo del Perú como un emisor recurrente en el mercado de capitales local, y como agente que impulsa su dinamismo. También informa de que Cofide iniciará el ingreso de buses eléctricos al transporte público en el 2020.

Lo que olvida Cofide es que su expresidente, Pedro Luis Grados Smith, informó el 17 de mayo de 2017 ante la Comisión de Economía del Congreso, que las empresas Odebrecht y Graña y Montero le adeudaban a Cofide nada menos que 334 millones de dólares, “lo que representaba un tercio del patrimonio de esa entidad”, según los expertos.

Precisó el desagregado de la deuda total, en que 87 millones de dólares correspondían a Graña y Montero, y 247 millones a Odebrecht.

El problema viene a colación porque Cofide desembolsó 160 millones de la divisa norteamericana en diciembre de 2014 para el proyecto energético Gasoducto del Sur Peruano.

Este y otros desembolsos, por ejemplo, para la construcción de la Hidroeléctrica de Chaglla, en Huánuco, entrarían en default, o en imposibilidad de pago, lo que derivaría en la suspensión de pagos por parte de Odebrecht para cubrir su deuda a partir de junio de 2018.

La pregunta a Cofide y al Ministerio de Economía y Finanzas que se hacen desde la oposición es esta: ¿Cuánto de ese dinero se ha recuperado? Tal vez la superintendente de Banca y Seguros, Socorro Heysen, nos aclare el panorama, o la titular del MEF, María Antonieta Alva.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.