El Foro de Sao Paulo y la Subversión Ideológica en América Latina
A+

POR MARCO A. RAMÍREZ FEIJOO

Hace más de 20 años, en una entrevista para la televisión norteamericana, Yuri Bezmenov, un desertor de los servicios secretos de la entonces Unión Soviética (KGB), describió que la última estrategia de la URSS para desestabilizar los países capitalistas enemigos era mediante el método de la SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA, que hoy es utilizada como arma estratégica por el Foro de Sao Paulo.

El parecido con la realidad que estamos viviendo y la paridad de hechos, podría calificar de proféticas las advertencias que nos brindó Bezmenov. Nunca tomamos en cuenta a este Nostradamus moderno; y ahora que todo está consumado, buscar la solución a lo irreversible es casi imposible.

Él nos describe que la SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA creada por ese comunismo es un proceso legal, abierto e indisimulado, que todos los podemos ver con nuestros propios ojos, ya que no es cuestión de espionaje, es cuestión de sembrar, infiltrar el marxismo-leninismo sin ningún misterio en el enemigo que se quiere destruir, combinándolo con el odio y desestabilizando a las naciones enemigas.

Y tiene toda la razón, el espionaje está muy romantizado, es solo fantasía como las películas de James Bond, un atractivo para la audiencia. Pero la realidad es que el mayor esfuerzo de la KGB no era en lo absoluto la inteligencia, ya que de su presupuesto solo el 15% va para el espionaje y el otro 85% se dedica a un proceso lento, pero seguro, que ellos denominan SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA, como medidas activas o guerras psicológicas. No es necesario hacer una gran revolución, cuando tienes a toda una población haciéndole pensar igual, hablando igual y atacando al que tiene un poco de sentido común que lamentablemente se ha vuelto poco común hoy en las redes sociales.

IGNORANDO LA REALIDAD

La SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA consiste en infiltrar sus agentes en los países enemigos para cambiar la percepción de la realidad de la persona, hasta el punto de que por mucha información que tenga esa persona, por muchos datos y hechos, el ciudadano es INCAPAZ de llegar a conclusiones sensatas para defender o defenderse a sí mismo, a su familia, a su comunidad, a su país de lo peligroso que es el marxismo-leninismo. En realidad, tal como ha ocurrido en Venezuela, Bolivia y está sucediendo en Chile y Colombia, por no mencionar Centroamérica, ellos se infiltran en reclamos justos para sembrar el odio, el caos y por supuesto su ideología que es el marxismo-leninismo. Si analizamos el modus operandi de los países latinoamericanos, es prácticamente el mismo: comienza un estallido social, marchan, buscan un muerto, culpan a la policía, al gobernante y, finalmente, se tumban al gobierno de turno.

Lo que nos advirtió hace más de 20 años el ex agente de la KGB es que la SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA es un proceso de lavado de cerebro que progresa muy lentamente para introducir dentro de la cabeza, de la mollera de los jóvenes el marxismo-leninismo y hacerles creer que es un sistema IDEOLÓGICO PERFECTO, donde reina la igualdad y la libertad, aunque en la realidad esas dos premisas no son permitidas en el marxismo-leninismo; en un país socialista no puede haber libertad plena de la población ni igualdad social, porque los cimientos de los países socialistas se basan en el autoritarismo, como lo vemos actualmente en los países que han adoptado el socialismo.
Este proceso de lavado de cerebro tiene cuatro etapas para lograr su cometido, afirma Yuri Bezmenov.

LA PRIMERA ETAPA

Es la DESMORALIZACIÓN DEL PAÍS. Demora entre 15 a 20 años desmoralizar a una nación enemiga. ¿Por qué mencionó esa cifra? Porque es el número mínimo de años que cuesta educar a más de dos generaciones de estudiantes en el país enemigo, exponiéndoles la ideología marxista-leninista con algo de maquillaje llamado “socialdemocracia” o “progresismo”, haciéndoles creer que el sistema de gobierno más perfecto que existe es el socialismo. En otras palabras, el marxismo-leninismo ha sido bombeado en las molleras de al menos 2 o 3 GENERACIONES de estudiantes de Occidente. El resultado está a la vista en nuestro país, esas generaciones que han sido contaminadas con el socialismo del siglo 21 no entran en razones, sus mentes están cerradas. A ellos solo les gusta hablar de justicia social e igualdad mientras están sentados en Europa con una copa absenta y cenando langosta.

La mayoría de personas que fueron expuestas a la SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA del marxismo-leninismo se han graduado hace 10 años en nuestro país, quienes dejaron los estudios, y los intelectuales que fueron envenenados por el marxismo-leninismo hoy ocupan puestos de poder en el Gobierno, como en el Poder Judicial, la Fiscalía, el Jurado Nacional de Elecciones, el ministerio de Cultura, Educación, en la administración, en el sector privado, en los medios de masas, en el sistema de educativo, especialmente en las universidades privadas, y siguen creyendo que el socialismo es el paraíso de las libertades. Hagamos un ejercicio, busquen esos medios digitales progres, antisistema y observen sus mensajes… Todos dicen lo mismo, los bombardean con la misma clase de basura políticamente correcta y liberal para darle un poco de rímel y lápiz labial al socialismo.

Desgraciadamente si analizamos a estas personas que han sido expuestas a la SUBVERSIÓN IDEOLÓGICA, están por todas partes, no nos podemos librar de ellos ya que están contaminados con la ideología de la subversión marxista-leninista. Los han programado para reaccionar a ciertos estímulos según un determinado patrón, no es posible cambiar sus mentes, incluso si lo expones a datos verídicos y hechos, si les demuestras que lo blanco es blanco y lo negro es negro, no podrás cambiar su percepción básica y su lógica de comportamiento, si lo llevaras a Venezuela y le muestras la decadencia, la miseria y pobreza que ha logrado el socialismo del siglo 21, ellos no van a creer esa realidad. Solo buscarán justificarla.

En otras palabras, el proceso de desmoralización está completo y es irreversible. Para que la sociedad pueda librarse de esta gente, haría falta otros 15 o 20 años para educar a una nueva generación de personas con una mentalidad patriótica y con sentido común que actuasen a favor de la sociedad peruana y conforme a los intereses de todos nosotros los peruanos.

LOS PRIMEROS EN SER ELIMINADOS

Y aun así, a pesar de ser programados y promovidos a sus puestos por ser proclives a las ideas marxistas-leninistas, irónicamente en un gobierno socialista, esta gente que defiende los valores liberales y progresistas con dientes y garras usando ese maquillaje llamado social democracia, serán marcados para su exterminio en un país socialista, como ha pasado en Venezuela, Cuba y ni hablar de China.

¿Y por qué serán eliminadas estas personas que ayudaron a que se instale el socialismo en su país? La respuesta es muy sencilla, ellos serán los primeros en ver que la hermosa SOCIEDAD DE IGUALDAD Y JUSTICIA SOCIAL significa en la práctica lo contrario y, por supuesto, intentarán rebelarse, marchar, protestar, llorarán por Twitter en sus cientos de cuentas falsas (si es que no los censuran), estarán descontentos, muy frustrados, pero se darán cuenta que en un régimen marxista-leninista no se tolera a esta gente que reclama sobre la igualdad de género, lenguaje inclusivo, defensa del medio ambiente, lucha contra la corrupción, etc. Ya veremos cuántas marchas contra el gobierno socialista podrán hacer, o qué tan vigilantes estarán, o mejor dicho qué tanto los vigilarán.

Esta gente que amaba el socialismo marxista-leninista serán los primeros en unirse a las redes de la disidencia para protestar y recién ahí se darán cuenta que en un país socialista marxista-leninista no hay lugar a la disidencia, a los reclamos, a organizar marchas, porque la represión ahí es el arma para poder gobernar.

En una nación democrática puedes decir lo que piensas, puedes discrepar, puedes criticar al Gobierno, puedes pedir igualdad, etc., pero en la socialista está prohibido la crítica, la protesta y la libertad de pensamiento, como lo vemos hoy en los países en los que se ha instaurado esta ideología.

En el futuro, como lo afirmaba Yuri Bezmenov hace más de dos décadas, esta gente que exigía libertades e igualdades será sencillamente aplastada como cucarachas, como lo estamos viendo en Venezuela, Nicaragua, Corea del Norte, etc. Nadie va a pagarles o agradecerles nada por sus bellos y nobles ideales de igualdad, es algo que no comprenden y que será la mayor conmoción para ellos. Recién comprenderán que la igualdad es una utopía en un régimen socialista.

El proceso de desmoralización (lavado de cerebro) de la nación enemiga está ya básicamente completado en nuestro país; se han infiltrado en el sistema educativo estatal y privado del Perú desde el año 2000 y con ello han alcanzado áreas que ni siquiera el Foro de Sao Paulo se había imaginado y su éxito lo estamos viendo en estas elecciones de nuestro país.

El Foro de Sao Paulo es una organización de más de 120 partidos políticos de izquierda en Latinoamérica. Personalmente era escéptico acerca de la injerencia del Foro de Sao Paulo en la geopolítica internacional; sin embargo, los partidos que se encuentran en este fórum fueron partícipes de las grandes marchas y alaban al chavismo como si fuera un culto, estuvieron detrás de las protestas de Chile y Colombia, por ejemplo, y en nuestro país en la marchas que ha habido. Estoy completamente seguro de que este foro está utilizando la táctica de la IDEOLOGÍA DE LA SUBVERSIÓN para adoctrinar a la población de Latinoamérica, y avisados estamos.
En el Perú esa desmoralización comenzó hace 20 años; para revertirla y empezar a educar una nueva generación con ideas democráticas costará 15 a 20 años, para cambiarles la percepción ideologizada de la realidad, volverlos a la normalidad y poder inculcarles el patriotismo.

SEGUNDA ETAPA: DESESTABILIZACIÓN

Luego de la etapa de desmoralización del país, viene la segunda etapa que es la desestabilización; ahora el subversor ya no se preocupa por tus ideas, o por tus patrones de consumo, eso ya no importa, esta vez cuenta desestabilizar una nación, que demora entre 4 o 5 años, como lo hemos visto en Venezuela. Ahora lo que cuenta es lo esencial: economía, política exterior, defensa con la influencia marxista-leninista, teniendo las fuerzas armadas con un pensamiento marxista-leninista y con ciertos beneficios económicos el control interno está garantizado, porque ahí está su base de respaldo en primer plano con la represión y la protección del statu quo del régimen socialista. Solo los allegados al gobierno gozarán de ciertos privilegios, porque la crisis económica ya no se puede ocultar y la escasez de alimentos se comienza a notar, las arcas del Estado ya están en rojo.

TERCERA ETAPA: CRISIS

Una vez agotados los recursos económicos, viene la etapa de crisis, de protestas y el gobierno culpará de todos sus males al imperialismo yanqui, aunque no tenga nada que ver con lo que ocurra en ese país socialista.

CUARTA ETAPA: POST-CRISIS

Con el violento cambio en la estructura de poder y económica llega el periodo de normalización. Esta “normalización” puede durar indefinidamente; en otras palabras, no van a querer dejar el poder, harán elecciones fraudulentas y usarán a las fuerzas armadas ante cualquier intento de alguna agrupación de querer llegar al poder, ahora el régimen socialista se sostiene solo con el uso de la fuerza a través de los militares y lo que ellos denominan las rondas civiles urbanas, que en verdad son civiles militarizados que se dedican a detectar y desaparecer a las personas que son críticas al gobierno socialista.

Eso es lo que sucederá en el Perú si se permite a esta gente llegar al poder, van a prometer al pueblo toda clase de maravillas, y el paraíso en la Tierra; después desestabilizarán la economía, eliminarán el principio de libre competencia, le prometerán a pueblo el oro y el moro, así puedan o no cumplir sus promesas.

Crearán la falsa ilusión de que la situación está controlada, pero no está controlada. La situación está desagradablemente fuera de control, la mayoría de los políticos, medios y educadores alientan a los jóvenes para creer que viven en tiempos de paz. Falso, se hallan en estado de guerra, una guerra total, no declarada, contra los principios básicos de los cimientos democráticos; culparán de todos sus males a los capitalistas, empresarios, para justificar el hambre que sufre el pueblo, pero la realidad es que todos sus habitantes quisieran abandonar su país, porque ya no hay futuro para ellos y las generaciones venideras.

Aún tenemos tiempo para despertar y poder pensar autónomamente, despertar ese juicio crítico y sentido común, aún estamos a tiempo para revivir los valores de la libertad, la democracia y la familia, para poder llevar nuestra nación a lo más alto. Tienes que escoger entre democracia y socialismo; en una las libertades están garantizadas; en la otra, solo mira Venezuela o que te cuente cualquier venezolano por qué abandonó su país.

Hace 20 años ya te lo advirtió Yuri Bezmenov, un desertor de los servicios secretos de la entonces Unión Soviética. Guerra avisada no mata gente.

REUNIÓN DE TODAS LAS IZQUIERDAS

El Foro de São Paulo es un foro de partidos y grupos políticos de izquierda, centroizquierda y extrema izquierda latinoamericanos, desde reformistas hasta colectividades políticas de izquierda “revolucionaria” de América Latina. Fue fundado por el Partido de los Trabajadores de Brasil en São Paulo en 1990. Según sus fundadores, el Foro fue constituido para reunir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda, para debatir sobre el escenario internacional después de la caída del Muro de Berlín con el objetivo de combatir las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe.

INFLUENCIA DE LA URSS

La Unión Soviética, ​ oficialmente Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), fue un Estado federal de repúblicas socialistas que existió de 1922 a 1991 en Eurasia. La caída del muro de Berlín, que comenzó en noviembre de 1989, señaló dramáticamente el fin de la influencia externa de la Unión Soviética en la Europa central y oriental, culminando dos años más tarde con el desmantelamiento del sistema soviético.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.