ASÍ CAYERON LOS “CUELLOS BLANCOS DEL PUERTO” (VI)

El jefe de la red interna se pone al descubierto

Los “hermanos” y “amigos” arreglaban juicios con una sola llamada o el intercambio de prebendas.

El jefe de la red interna se pone al descubierto
  • Fecha Lunes 20 de Agosto del 2018
  • Fecha 12:00 am

Hemos visto cómo las escuchas legales llevaron de una banda de narcos, sicarios y extorsionadores a un grupo de abogados que tenían una suerte inusual: sus procesos siempre tenían éxito en los juzgados y salas de la Corte del Callao. Era obvio que trabajadores de esa dependencia estaban implicados, pero aún no se intuía la magnitud de esta red.

En enero de 2018 se dispuso el inicio de las operaciones de vigilancia y seguimiento de los presuntos integrantes de esta organización criminal y se expidió autorización para grabarlos y fotografiarlos.

Los efectivos de “Constelación” habían registrado numerosas conversaciones entre personas que parecían ejercer autoridad en el distrito judicial y que tenían estrechos lazos con abogados que trabajaban para bandas del crimen organizado en la Provincia Constitucional.

Fue entonces que la fiscal Sandra Castro Castillo solicitó el levantamiento del secreto de las comunicaciones de diversos personajes sobre los que había indicios de estar involucrados en la comisión de delitos. De esta manera, a la nueva carpeta fiscal se la denominó la de los “Cuellos blancos del puerto” y se empezó a realizar el seguimiento.

En el expediente 00318-2018-18-0701-JR-PE-01, del 31 de enero de 2018, figura el pedido de la fiscal Castro Castillo y la respuesta del juez Cerapio Roque Huamancóndor del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria del Callao, disponiendo el levantamiento del secreto de las comunicaciones por 60 días a un grupo de personas.

La autorización se concedió en el marco de una nueva línea de investigación que comprendía a presuntos integrantes de la Corte Superior del Callao y cuya investigación se hizo en forma separada a la efectuada en el caso de “Los Castaños de Rich Port”.

Al escuchar los primeros audios, los fiscales comprendieron la magnitud de la corrupción que estaba carcomiendo –nadie sabía desde cuándo– a la Corte de Justicia del Callao. (Continuará)

“Es un empresario, buen amigo, bien generoso”

En la comunicación del 10 de noviembre de 2017, “Doctor/César” se comunica con “Édgar”. En la conversación “Doctor/César” comunica a “Édgar” con “Walter/Jefe”. Este le solicita a “Édgar” apoyar un caso que está a su cargo y es el de un amigo y empresario textil “muy generoso”.

Édgar: Aló.

Doctor/César: Aló, Édgar.

Édgar: César, cómo estamos, ¿qué tal?

Doctor/César: Hola, acá hermanito, estoy con Walter Ríos.

Édgar: Ah, ya, qué bien, me lo saludas.

Doctor/César: Le estoy conversando tu tema, así que le pongo al habla ya. Un ratito.

Édgar: Ya.

Walter: Édgar, ¿cómo estás?

Édgar: ¿Qué tal? ¿Cómo está, doctor? Qué gusto escucharlo.

Walter: Te habla Walter, qué gusto saludarte.

Édgar: Gracias, igualmente.

Walter: Qué tal hermano, ¿todo bien? ¿Qué dice la chamba?

Édgar: Bien, ahí, con el nuevo código pues, dándole.

Walter: Qué bien. Oye, hermano, te molesto, hay un gran amigo, que lo conozco de muchos años, Saba.

Édgar: Ya.

Walter: Raúl.

Édgar: Raúl Saba.

Walter: Sí, un gran amigo textil.

Édgar: Ya.

Walter: Creo que el lunes tiene un tema contigo.

Édgar: Ya, no hay problema.

Walter: Tonterías, libertad de trabajo, esas cositas, ¿no? Es un empresario, buen amigo, bien generoso. Y, de repente, si puedes en algún momento darle un apoyito, pues.

Édgar: Ya.

Por: MARÍA TERESA GARCÍA/JULIO IVÁN PISÚA



Top
Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht

Represalias a fiscal por denunciar a corrupta Odebrecht