En riesgo 365 mil puestos de trabajo en el campo

Estudio del IPE revela que en 18 regiones, más de la mitad de hogares están en situación de inseguridad alimentaria.

Según cifras del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego y del Banco Central de Reserva, Perú dejó de importar alrededor de 82 mil toneladas mensuales del compuesto químico urea, lo que está “perjudicando el rendimiento de los cultivos y la producción de alimentos”.

Por eso, los pequeños agricultores han recurrido a alternativas como el uso de fertilizantes naturales, agrega el Instituto Peruano de Economía (IPE), tras mencionar que los menores rendimientos y la disminución de los márgenes de ganancia están poniendo en riesgo alrededor de 365,000 trabajadores que durante la pandemia de la covid-19 migraron de la ciudad al campo.

Según el estudio “Retos y alternativas para afrontar la crisis alimentaria” del IPE, en 18 de las 25 regiones de Perú, más de la mitad de los hogares se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, un escenario agravado por el alza de los precios internacionales debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

TAMBIÉN LEE: Abogado de Pedro Castillo buscará nuevamente anular investigación

Indica también que la prevalencia de la inseguridad alimentaria en el país andino es mayor en las regiones cuya economía se centra en la actividad agropecuaria, principalmente en Ayacucho, Apurímac, Cusco, Puno y Áncash.

Los máximos históricos alcanzados este año en los precios internacionales de alimentos y fertilizantes, explica el IPE, se han traducido en Perú en «un alza significativa del costo de la canasta básica, que viene afectando más a los hogares de menos recursos».

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.