Faenón a la vista de S/ 700 millones en la Línea 4 del Metro

Ya se pagaron S/300 millones a la Marina por terrenos para la Línea 4 del Metro de Lima y ahora desde el MTC quieren expropiar otros terrenos privados para el mismo fin, denuncia legislador Diethell Columbus.

No obstante que se han pagado 300 millones de soles por terrenos donde debe construirse el Patio Taller de la Concesión de la Línea 4 del Metro de Lima, de la noche a la mañana el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) pretende expropiar terrenos para el mismo fin por un monto que puede superar los 700 millones de soles en el actual gobierno del presidente Martín Vizcarra. Esta irregularidad ha sido informada al despacho de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, por el legislador Diethell Columbus (FP) mediante un escrito documentado en que se acusa que, tras bastidores, estaría el consorcio encargado de la Línea 4 de Metro de Lima, la Sociedad Concesionaria Metro de Lima Línea 2 S.A., algunos de cuyos accionistas están siendo investigados como presuntos integrantes del llamado ‘Club de la Construcción’.

“Si ya se pagaron 300 millones de soles por terrenos a la Marina de Guerra del Perú, tal como consta en amplia documentación que data del 2014 y 2015, ¿por qué razón se pretende revivir la supuesta necesidad de expropiar terrenos privados que habían sido desechados y tratar de pagar dos veces por el mismo fin?”, se pregunta Columbus en conversación con EXPRESO.

En el expediente del caso, que el citado congresista solicita sea investigado por el Ministerio Público, se menciona el nombre del ex presidente Pedro Pablo Kuczysnki, en tanto accionista del 25% de Cosapi, principal integrante del consorcio que ejecuta la Línea 2 y 4 del Metro de Lima, títulos valores que fueron transferidOs a nombre de su esposa. La investigación da cuenta de la normativa y los acuerdos interinstitucionales tanto del MTC, de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE), del Ministerio de Defensa y la Marina de Guerra del Perú, plasmados incluso en el Presupuesto Público 2014 aprobado por el Congreso, sobre la partida de los 300 millones de soles ya desembolsados por los predios en el año 2015. Es más, existe un reconocimiento expreso de dicha transferencia por parte de la AATE, donde se precisa textualmente que el MTC ha transferido los recursos al Ministerio de Defensa y, por ende, a la Armada Peruana.

SOSPECHAS
Llegado a este punto, y estando acreditada la existencia del desembolso presupuestal por los terrenos para el patio taller de la Línea 4 del Metro de Lima, se produjo un hecho por demás sospechoso, según detalla el oficio N° 077-2020-DCM-CR, del 13 de julio de 2020, dirigido a Zoraida Ávalos por Columbus Murata. Sucede que en este año la Subdirección de Adquisición de Predios y Liberación de Interferencias de la Autoridad del Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), entidad adscrita al MTC y presidida por María Jara, trata de dar un viraje al tema al comunicar en forma tácita que el acuerdo con la Marina no vale y hay que volver al esquema de comprar o expropiar los terrenos privados.

“A la fecha, de acuerdo con el Contrato de Concesión, el Área del Patio Taller del Ramal 4 [Av. Faucett – Av. Gambetta] se mantiene en su ubicación original establecida en el texto suscrito en el año 2014; estando conformado por 14 predios privados afectados”.

¿Qué pasó? ¿Cómo es que los funcionarios de la ATU pueden salir con esta nueva versión después de todos los antecedentes reseñados en la cronología que se desprende del mencionado oficio dirigido a la doctora Ávalos? ¿No es que se había culminado todo ese proceso con la transferencia de unos terrenos -que ya no eran los de Bocanegra- para la construcción de los talleres, que además tuvieron la contrapartida presupuestal de 300 millones de soles, ahora no reconocida, en favor del sector Defensa?

“La única respuesta que se nos viene a la mente es la existencia de un interés subrepticio en estas gestiones. Y es que no se puede olvidar lo ocurrido anteriormente cuando, por intereses nada transparentes, se quiso hacer lo mismo -de manera improvisada- a través del Proyecto de Ley N° 3480/2013-PE sobre expropiaciones impulsado en el gobierno de Ollanta Humala y que, por la forma tan escandalosa en su tramitación, tuvo que ser archivado”, afirma Columbus.

“También olvidan que mediante Carta N° 365-2015-MTC, de fecha 17 de abril del 2015 emitida por el director ejecutivo de la AATE, se dejó expresa constancia en su momento que, debido a los costos asociados, se tuvo que recurrir a la optimización de la ubicación del Patio Taller de la Concesión (traslado del terreno inicial a otro), porque se señaló que los predios privados ubicados en el Taller Bocanegra ya no serían afectados por la concesión del Metro de Lima y Callao”, precisa el oficio enviado a Ávalos. Esto porque quedó claro que con las desafectaciones de predios de propiedad privada que el Estado tenía planificado realizar se estaba evitando un perjuicio económico de 695 millones de soles, según el Informe N° 001-2015-MTC/33.1-RFSM. En consecuencia, este cambio de opinión implicaría un retroceso a la posición inicial, debiendo incluso actualizar los montos de los terrenos que buscarían expropiar siendo incalculable el perjuicio para el Estado si prosperara la iniciativa planteada por la ATU.

¿CARÁCTER TEMPORAL?
De pretender la ATU reiniciar el proceso de expropiación de predios que había sido desechado en 2014, se argumenta ahora que los terrenos cedidos solo tenían un carácter temporal y que continuarán con el proceso de expropiación. ¿Eso significa que se pierden los 300 millones de soles? ¿Por qué se han precipitado estas irregularidades?, se interroga Columbus.

“No olvidemos la sombra de sospecha que se cierne desde un inicio sobre este proyecto, el mismo que, como señalamos, fue adjudicado a la Sociedad Concesionaria Metro de Lima línea 2 S.A., la misma que está integrada por las empresas Cosapi, Iridium, FCC, Salini Impregilo, Ansaldo STS y Ansaldo Breda”.

El problema es que los directivos y funcionarios de Cosapi “son investigados actualmente por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita para delinquir, colusión agravada y cohecho, por considerar que formarían parte del ‘Club de la Construcción’”, subraya el congresista de Fuerza Popular.

FACTOR KUCZYNSKI Y ATU
Pero sus sospechas van más allá. “No debemos olvidar que el expresidente de la República Pedro Pablo Kuczynski fue durante muchos años propietario del 25% de las acciones de aquella constructora, renunciando al directorio el 16 de julio de 2001, pero manteniendo el aporte de su capital a través de su esposa Nancy Ann Lange”, reitera.

Estas verdades materiales y jurídicas “nos permite solicitar una investigación exhaustiva del accionar tanto del concesionario, que se encuentra ejecutando el proyecto, como de la actuación de los funcionarios de la actual gestión de la ATU que pretenderían retomar un proceso de expropiación a pesar de todos los hechos descritos anteriormente”.

Si esto es así, existirían, añade Columbus, suficientes indicios que nos permitirían presumir que la participación de una de las empresas, Cosapi, sindicada de integrar el ‘Club de la Construcción’, en contubernio con altos funcionarios del Gobierno, estarían listos para armar un nuevo megafaenón, tratando de reeditar la operación fallida en la administración Humala y su primer ministro René Cornejo en su esquema de expropiaciones de 2014-2015.

“Ahora (…) con nuevas autoridades y nuevo marco normativo, se pretendería nuevamente perpetrar este tipo de actos en perjuicio del Estado, gastando dinero que puede ser utilizado de mejor manera en la coyuntura sanitaria por la que atraviesa el país, en abastecimiento de medicinas, oxígeno y camas UCI, entre otros, en vez de favorecer intereses ajenos a lo público”.

Por lo que Columbus solicita a la titular de la acción penal “se sirva investigar esta situación e incluso ampliarla a efectos de establecer si estamos frente a una conducta tipo de parte de un grupo de funcionarios que aparentemente tratarían de favorecer al grupo empresarial ligado al ‘Club de la Construcción’.

Esto, mediante un conocido modus operandi con la participación de funcionarios del más alto nivel con la finalidad de perjudicar al Estado mediante expropiaciones innecesarias que implicarían millonarias transferencias de dinero que superarían los 700 millones de soles.

Cronograma delator

-24 de diciembre de 2010. Sale a luz el Decreto Supremo N° 059-2010-MTC que aprobó la Red Básica del Metro de Lima – Sistema Eléctrico de Transporte masivo de Lima y Callao. En dicha norma se concibió el trazo preliminar de la Línea 4 del Metro de Lima que va de Ate al Callao.
– 22 de mayo de 2013. Mediante la Ley N° 30025 se establecieron medidas que facilitaban el proceso de adquisición, expropiación y posesión de inmuebles afectados por la ejecución del proyecto de las Líneas 1 y 2 del Metro de Lima y muchos otros proyectos. Sin embargo, esta norma no contempla la Línea 4 ni los predios involucrados en su trazo del Ramal Av. Faucett – Av. Gambetta, donde se ubican el “Patio Taller” y “Patio de Dovelas” en Bocanegra.
-2014. Se produjeron conflictos y destapes de la prensa sobre la expropiación de terrenos privados para el proyecto concesionado y donde estaba planificado construir el denominado “Patio Taller” y “Patio de Dovelas”.
-15 de mayo de 2014. Ingresa a la Comisión de Vivienda y Construcción del Congreso el Proyecto de Ley N° 3480/2013-PE, impulsado por el entonces presidente Ollanta Humala para agregar a la Línea 4: Ramal Av. Faucett – Av. Gambetta las expropiaciones, modificación que implicaría comprender los terrenos donde se construiría el “Patio Taller” y “Patio de Dovelas”.
-4 de diciembre de 2014. En el debate del tema de los predios y el conflicto desatado por sus propietarios el proyecto de ley 3480 fue archivado, pero se incorporó a la Ley de Presupuesto del Sector Público para el año fiscal 2015 (Ley N° 30281), la Septuagésima Novena Disposición Complementaria Final que autoriza la transferencia de los S/ 300 millones a favor del Mindef para que la Marina entregue al MTC un fundo alterno al de Bocanegra.
– 27 de febrero de 2015. El tema se derivó a la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (AATE) del MTC, entidad que emitió el Informe N° 005-2015-MTC/33.1. El escrito detalla que, ante la negativa de expropiación de parte de los propietarios de los predios, se solucionó el problema mediante la suscripción de la Adenda 1 al contrato de Concesión que autorizó un desembolso, de parte del MTC, de S/ 300 millones al Ministerio de Defensa (Mindef) para que la Marina de Guerra del Perú transfiera, en favor del MTC, los predios que permitan la ejecución de una alternativa del taller Bocanegra destinado para la ubicación del Patio Taller del Ramal de la Línea 4.
-10 de marzo de 2015. Se suscribió el Convenio de Cooperación Interinstitucional entre la AATE y la Marina para materializar la entrega de las áreas necesarias, que posteriormente fue refrendado con la precisión que el terreno cedido por la Marina, de 7.58 ha, era suficiente para implementar en una primera fase el denominado “Patio de Dovelas” y que en diciembre del 2016 la Marina entregaría las restantes 3.46 ha, para implementar el “Patio Taller”, es decir 11.04 ha.
-25 de abril de 2015. Sin embargo, mediante Resolución Nº 0301-2015/SBN-DGPE-SDDI la Superintendencia de Bienes Estatales (SBE), aprueba la transferencia predial interestatal, a título gratuito, de predios por un acumulado de 16.5 ha, a favor de la AATE, esto a pesar de la existencia del pago de S/ 300 millones por parte del MTC en favor del sector Defensa y la Marina por los nuevos terrenos.
-16 de junio de 2020. Finalmente, la Subdirección de Adquisición de Predios y Liberación de Interferencias de la Autoridad del Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), organismo dependiente del MTC, informó que, de acuerdo al contrato, el Área del Patio Taller del Ramal 4 se debe mantener en su ubicación original establecida en el texto suscrito en el año 2014. Eso está en el punto 3.11) del Informe N° 043-2020-ATU/DI-SAP emitido con fecha citada en este párrafo.

La concesionaria y la colaboradora eficaz

El gobierno peruano ha concesionado la construcción de un tramo de la Línea 4, específicamente el Ramal Faucett – Gambetta, al ganador de la adjudicación de la Línea 2 del Metro, esto es la Sociedad Concesionaria Metro de Lima Línea 2 S.A., conformada por las empresas Cosapi, Iridium, FCC, Salini Impregilo, Ansaldo STS y Ansaldo Breda.
Se trata de ejecutar el diseño, financiamiento, construcción, equipamiento electromecánico, equipamiento de sistema y provisión de material rodante, operación y mantenimiento del Proyecto Línea 2 y Ramal Av. Faucett – Av. Gambetta de la Red Básica del Metro de Lima y Callao.
Como es público, el noviembre del año pasado la jueza María de los Ángeles Álvarez Camacho declaró procedente el pedido de los fiscales del caso Lava Jato de desistirse de incluir, como investigados, a los directivos de las constructoras Cosapi S.A. y OAS S.A. Sucursal Perú en el proceso seguido al denominado ‘Club de la Construcción’, esto por haberse sometido oficialmente a un proceso de colaboración eficaz.
En cuanto al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien fuera accionista de Cosapi, sigue investigado por lavado de activos con la sospecha de su presunta pertenencia a organización delictiva relacionada al caso Lava Jato. El 19 de abril de 2019 el Poder Judicial ordenó 36 meses de prisión preventiva, motivo por el cual actualmente cumple arresto domiciliario en su residencia en San Isidro.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.