Fujimori seguirá hospitalizado
A+

El expresidente Alberto Fujimori seguirá internado en una clínica bajo tratamiento médico especializado y mientras no mejore su salud no será trasladado al establecimiento penal especial en el exfundo Barbadillo, afirmó su abogado César Nakazaki luego de ejercer su defensa ante el Colegiado B de la Sala Penal Nacional.

Nakazaki precisó ayer que el Instituto de Medicina Legal emitió hace unos días un informe que concluye que Fujimori no tiene una enfermedad terminal, pero su actual estado de salud hace necesaria su permanencia en la clínica para continuar con el tratamiento especializado. El exmandatario tiene hipertensión y problemas cardiacos.

El letrado admitió que una mejora en el estado de salud de su defendido podría motivar su traslado hacia un penal, pero recordó que el Poder Judicial tiene aún pendiente la apelación presentada contra la resolución del juez supremo provisional Hugo Núñez Sulca que anuló el indulto humanitario que el Ejecutivo concedió a Fujimori en diciembre del año pasado.

Los deudos de las víctimas de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta pidieron la incorporación de un médico de parte en la junta que evaluó la salud de Fujimori, pero su solicitud fue denegada.

En la audiencia de ayer la sala dejó al voto el pedido de la Fiscalía para acumular en un solo proceso contra Fujimori los expedientes del denominado caso Ventocilla y de los asesinatos cometidos en Pativilca. En ambos se incluye al exmandatario como presunto autor mediato de los crímenes.

El representante del Ministerio Público argumentó que existe conexión entre las dos investigaciones debido a que entre los imputados están el exasesor Vladimiro Montesinos, Nicolás de Bari Hermoza Ríos y otros militares acusados de graves violaciones a los derechos humanos.

Nakazaki se mostró conforme con el pedido si eso significa que, por la edad que tiene, su defendido no tenga que desplazarse excesivamente para cumplir con las diligencias, pero recordó que Fujimori fue extraditado de Chile para ser juzgado por el caso Pativilca pero no por el caso Ventocilla y advirtió que si eso prospera podría causar una nulidad a todo lo actuado.

CONDENA PENDIENTE

El expresidente Alberto Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión luego de ser declarado autor mediato de los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta y cumplía su pena en un penal especial habilitado en una base policial en Ate Vitarte.

En diciembre del año pasado fue indultado por el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, pero el hecho generó protestas y acciones legales que a la postre acabaron anulando el perdón concedido.