Germán Lench: «A destrabar proyectos en el sector agrario»
A+

No obstante que días atrás Fitch Ratings rebajó la calificación crediticia del Perú en una escala, sin embargo, los agentes económicos del país deben saber que las proyecciones de la agencia sobre el Perú pasaron de negativa a estable. “Esto es muy importante, no debemos asustarnos”, señaló el economista Germán Lench Cáceres.

“Está de más subrayar que ha sido el ruido político -y en cierta forma lo sigue siendo- el principal problema de la incertidumbre que aún vive el país, y que es menester que sea superado, en especial los consabidos conflictos permanentes entre el Ejecutivo y el legislativo”, subraya el especialista en declaraciones a EXPRESO.

Estos problemas se han acumulado con la pandemia en los últimos dos años, periodo en que las inversiones se han retraído en forma sustantiva, con el agravante del alza del precio del dólar, aunque en los últimos días ha retrocedido algunos puntos, lo que también es positivo.

PUEDES VER| Kamiche contra Cerrón y Bellido: «Estoy cansado de pugnas y enfrentamientos»

“Pero esta constatación aún no implica ni conlleva a que la población recupere su poder adquisitivo ante una inflación anual que estaba prevista en 2.5% y que hoy está en 5.25%, generando expectativas negativas y sobrepasando las proyecciones que hizo el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP)”, señala como crítica constructiva el también experto en temas presupuestarios.

A lo anterior se suma la inflación importada a consecuencia del incremento de precios a nivel internacional de los productos efectivamente importados. Se refiere a los comodities, como el maíz amarillo duro, trigo, soya o aceite de soya, entre otros, como los combustibles.

PUEDES VER| Bancadas ponen en duda el voto de confianza

Se trata de un incremento del nivel de precios en relación al poder adquisitivo de la moneda e inversamente proporcional a los salarios. Con el añadido que las ofertas de campaña electoral deben cumplirse, según el partido de gobierno, y es obvio que ello tiene un costo. “Nos guste o nos guste, toda política económica tiene ganadores y perdedores, una realidad que nadie lo dice”, insiste.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.