José Miguel Castro ‘Budián’ y las puertas giratorias con Graña y Montero

Constructora cómplice de Odebrecht se benefició con la promocionada «reforma del transporte».

Al despacho de la fiscal Kelly Tarazona elaboró una lista de funcionarios y exfuncionarios de la Municipalidad de Lima (MML) envueltos en aparentes conflictos de intereses. El Centro de Protección al Ciudadano (EQUIDAD) los vincula con empresas que ganaban millonarios contratos, o que se beneficiaban indirectamente de estos.

El caso más sonado fue el del gerente José Miguel Castro con la Caja Metropolitana en el 2012. Según el artículo 54 de la Ley General del Sistema Financiero no podía ser director en esta institución, pero aprobó un crédito hipotecario por dos millones de dólares y una línea de hasta US$ 4.5 millones para Promotora Chulucanas SAC.

TAMBIÉN LEE: Iván Duque: «El silencio de muchos gobiernos dejaron incubar la dictadura en Venezuela»

En esta empresa era gerente Andrés Muñoz, quien también fue miembro del Comité Especial de Promoción de la Inversión Privada (Cepri), cuando se veía el proceso de concesión de la vía expresa Javier Prado-La Marina. Este era un proyecto de Graña y Montero por un precio estimado de S/ 900 millones.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.