La bestia negra de Sendero: asesinó a más de 80 niños | INFORME
A+

Por Italo Oberto-Besso

Se hacía llamar Cazely (Caszely), como aquel jugador chileno que destacó en la década de los 70 y que, según la leyenda izquierdista, dejó con la mano extendida al propio Pinochet; pero su nombre en Ayacucho llamaba al recuerdo la bestia negra que fue capaz de asesinar a más de 80 niños, menores de seis años, en distintos distritos, a nombre de una ideología impiadosa y salvaje.

Según los archivos de la Inteligencia del Ejército, Caszely, uno de los principales cabecillas de Sendero Luminoso, al parecer sería el número 3 de la organización criminal, dirigió las matanzas más crueles en los anales del terrorismo de Sendero Luminoso, en la primera mitad de la década de los 80.

Según crónicas de la época, este sujeto, a quien reemplazaron su apodo futbolístico por el Herodes de Sendero, tomaba a los niños de los pies y estrellaba sus cabezas contra las rocas. A los que quedaban agonizando, los degollaba ante la mirada cargada de dolor y rencor de sus padres. Todo ello con total frialdad.

EL TERROR

A esas localidades llegó siempre de madrugada disparando ráfagas de metralleta, secundado por un grupo de quince terroristas, quienes rompían las puertas de las casas y arrancaban de los brazos de sus padres a infantes que luego serían sacrificados.

PUEDES VER| Sendero convirtió a Ccano en pueblo fantasma | INFORME

“Su sangre es como un homenaje a los camaradas caídos en combate. El partido venga así su muerte. Violencia, nuestra vida es violencia y más violencia”, era el grito de Caszely antes de la ejecución, según testimonios recogidos por el Ejército.

Mencionar el alias de Caszely en aquellos poblados ayacuchanos desataba el terror entre los comuneros, las lágrimas asomaban en muchos casos y el recuerdo del infierno que era capaz de desatar en nombre del ‘presidente Gonzalo’ resurgía en los que escuchaban aquel apodo.

NAVIDAD SANGRIENTA

La noche del 24 de diciembre de 1984, las huestes dirigidas por Caszely llegaron en un camión al caserío de Alcamenca, en Cangallo, Ayacucho. Los terroristas obligaron a los pobladores hombres y niños a la plaza del caserío para, les dijo, celebrar la Noche Buena y brindar por el ‘presidente Gonzalo’.

Ya en la madrugada, cuando apenas las luces de fogatas alumbraban apenas los rostros, los terroristas exigieron a los comuneros que se integren a Sendero Luminoso, como base de apoyo.

PUEDES VER| Niños-bomba, el despiadado accionar de Sendero Luminoso

La negativa de los dirigentes de la comunidad desató la ira de Caszely quien ordenó a sus secuaces arrinconarlos a un muro y sin importar edades para luego darles muerte sin piedad.

En Mayopampa, caserío de Cayara, asesinó a setenta humildes campesinos cuando intentaron defender a sus pequeños hijos y ordenó a sus huestes que quemaran los cadáveres. Cuando llegaron las tropas militares hallaron un pueblo diezmado y solo encontraron temerosas mujeres y ancianos.

EL ORIGEN

Según información de Inteligencia del Ejército, Caszely pasó su infancia y juventud en Incaraccay, en el distrito de Los Morochucos, Provincia de Cangallo.

En su primera adultez fue voluntario del Sinamos velasquista (Sistema Nacional de Movilización Social) y, según información de un grupo norteamericano de inteligencia, había participado también como combatiente del Batallón Simón Bolívar en apoyo del Frente Sandinista de Liberación que derrocó a Anastasio Somoza, en 1979, en Nicaragua.

PUEDES VER| A Sendero no le interesó usar adolescentes y niños, indica general PNP (r) José Baella Malca

Después, ya cerca de las Fuerzas Populares de Liberación de El Salvador y la cercanía con el cabecilla Shafik Handal, viaja a inicios de 1980 a Bulgaria, Etiopía, Hungría y Libia y se preparó allí para formar las guerrillas latinoamericanas.

De nuevo en el Perú, en diciembre de 1982, estuvo en el grupo que elaboró el documento denominado “Pensamiento Militar del Partido” en el que el malogrado Abimael Guzmán estableció sus ideas sobre cómo ejecutar la “guerra popular”.

Según los analistas de Inteligencia, era parte de una fuerza de élite y estaba conformada por terroristas cuyas edades oscilaban entre los veinte y veintiocho años. Sus tareas era combatir, destruir y causar el mayor terror posible.

EL FIN DEL ASESINO

Caszely continuó por lo menos dos años más sus salvajes aventuras, abonando con sangre inocente la tierra que pisaba. Su infamia era conocida por los diferentes pueblos de Ayacucho y Junín y era contada como leyendas heroicas entre los terroristas.

Este pasaje es narrado en ‘Honor a la verdad’, ‘Versión del Ejército sobre su participación en la defensa del sistema democrático contra las organizaciones terroristas’:

PUEDES VER| Sendero Luminoso está vivo y coleando

“Los patrullajes y las operaciones no se descuidaban. Se contaba con dos planes de operaciones: el plan “Mantaro” y el plan “Sabueso”, que visaba la búsqueda de informaciones y la destrucción de las columnas senderistas. Cada jefe de base, independientemente, obtenía informaciones y salía, dando cuenta al comandante de batallón. La doctrina de operaciones en terreno montañoso que se empleaba imponía la independencia de los oficiales al mando de las patrullas; además, las comunicaciones eran limitadas. El 18 y 19 de octubre de 1986, el Comando Conjunto informó a la colectividad sobre enfrentamientos en Chaupimayo y Oronccoy (La Mar, Ayacucho) con el saldo de 21 terroristas muertos y en Vilcashuamán (Vilcashuamán, Ayacucho) dos enfrentamientos más, muriendo 13 miembros de la OT-SL, entre ellos Claudio Bellido Huaytalla (c) Caszely, quien tenía en su poder un fusil M-1, probablemente de fabricación inglesa”. El 23 de octubre, se recogió el cadáver de Caszely, el cual fue llevado a Huamanga por vía aérea y depositado en la unidad quirúrgica móvil. No existieron indicios de quema de cuerpos que fueron denunciados por supuestos testigos a los medios de comunicación.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.