La caja fiscal es una bomba de tiempo
A+

Martín Vizcarra y María Antonieta Alva han dejado una bomba de tiempo en la economía del país. De eso no hay duda. Lo dice el ex ministro de Economía y Finanzas, Ismael Benavides, así como el analista Rafael Hidalgo y el economista Dennis Falvy.

¿Cómo recibe el Gobierno las arcas fiscales?, preguntó EXPRESO a Benavides Ferreyros. “En muy mala situación. Hubo una fuerte caída en la recaudación que bordea el 30 % y no han hecho nada por reformular el Presupuesto Público y eliminar el gasto inútil, como son las consultorías y publicidad, recursos que debieron ir a la pandemia”, sostuvo.

Como es público, la caída del PBI se agravó por el manejo del coronavirus; tanto que en los primeros ocho meses de este ejercicio fiscal la producción cayó -15.7%, registrando un récord de -30.2% en el segundo trimestre, lo que nos llevará indefectiblemente a una caída del PBI mayor a -13% en el 2020.

Según Ismael Benavides los recursos fiscales se han gastado en forma irresponsable, incluido reservas como el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF), que de los 9,100 millones que teníamos hasta hace pocos años, ahora no queda sino un millón de dólares y se afirma que los últimos 4,000 millones de dólares se han monetizado y estarían en un fondo de contingencia Covid-19.

Para Rafael Hidalgo el Perú vive la mayor recesión de América latina, no obstante que el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2021-2014 que maneja el MEF y el BCR señalan que el déficit fiscal del 2020 será de -9.2% del PBI y -5.1% en el 2021, cifras que tienen el sabor y el color de una ilusión porque no son creíbles.

Algo parecido sucede con la deuda pública que luego de estar en un margen del 22% del PBI al inicio del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra, “la han venido elevando irresponsablemente hasta el 35.4% del PBI y que después se elevaría a 38% del PBI (S/293,116 millones) para el 2021. Porcentaje que podrían duplicarse con suma facilidad”, dice Hidalgo.

Dennis Falvy afirma que la de Alva Luperdi ha sido una gestión nefasta por dos razones. Primero, porque en tiempos de pandemia cerró la economía, sobre todo sectores claves, como la minería.

Segundo, porque se olvidó que ella debería ser ministra de Hacienda (no de Economía), y en tal sentido debió reformular el Presupuesto para tiempos de pandemia, con el agravante que no tuvo el liderazgo suficiente para contrarrestar el populismo proveniente del Congreso.

“De forma que tenemos un presupuesto público 2021 de 183 mil millones de soles que no tiene financiamiento, tal como lo sugieren Waldo Mendoza, el ex ministro Alonso Segura, entre otros”, dijo Falvy.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.