Las sombras que erosionan el futuro de Pedro Castillo

Las incesantes señales de inestabilidad auguran pocas luces y certezas.


El balance del primer año del gobierno de Pedro Castillo permite intuir un panorama sombrío para el futuro de su gestión, lastrada por una saga de desaciertos y escándalos.

Tras sortear dos intentos fallidos de la oposición parlamentaria para destituirlo, con tres cambios de gabinetes ministeriales y graves acusaciones en su contra, el maestro de escuela rural cumplió ayer el 20 % de su mandato más solo y cuestionado que nunca.

TAMBIÉN LEE: Vivian Olivos a Pedro Castillo: Eres el destructor de la democracia y del país

Las incesantes señales de inestabilidad y fricciones entre los poderes del Estado auguran pocas luces y certezas, pero estas son algunas de las claves que definirán el futuro más próximo de la política peruana:

1. VACANCIA, RENUNCIA O ELECCIONES

Las voces a favor de vacar (destituir) a Castillo, rogar su renuncia o una convocatoria a nuevas elecciones han ido creciendo en las últimas semanas, a medida que se destapaban nuevas acusaciones en su contra y otras que salpican a su entorno más cercano, incluso familiar.

Los expertos consultados por Efe coinciden en que urge hallar una salida constitucional a la profunda crisis que asedia al jefe de Estado, aunque, por ahora, parece remota la posibilidad de que abandone el Palacio de Gobierno por su propio pie.

2. EL RETO DE LA GOBERNABILIDAD

El mandatario «no ha sabido construir alianzas para garantizar la gobernabilidad en aras a hablar de un proyecto de país», señala a Efe Adriana Urrutia, presidenta de la Asociación Civil Transparencia.

EXPRESO PREMIUM: Suscríbete a la edición digital para leer los mejores análisis

Además, la renuncia a su militancia de Perú Libre, el partido que lo llevó al poder, lo dejó sin bancada oficialista formal y con menos puentes para dialogar con un Congreso altamente fragmentado.

En su primer año de Gobierno, el presidente incluyó en sus gabinetes a ministros de diferentes tintes políticos, desde el ala más radical de Perú Libre hasta sectores más progresistas que, ante el vaivén de nombramientos y escándalos, «han sido alejadas de los círculos de poder».

3. EN EL PUNTO DE MIRA JUDICIAL

Las expectativas tampoco son optimistas en el plano judicial. En apenas doce meses, Castillo Terrones se convirtió en el primer presidente de la historia del país en ser investigado de manera preliminar por la Fiscalía durante su mandato. Y no es una, sino cinco las acusaciones que afronta, cuatro de ellas vinculadas a su gestión.

TAMBIÉN LEE: ONPE: No será obligatorio presentar carné de vacunación contra la COVID-19 para votar

El cerco judicial en su contra es cada vez más asfixiante y podría estar a las puertas de entrar en un punto de inflexión con el testimonio del exsecretario presidencial Bruno Pacheco, quien fue hombre de confianza de Castillo y se entregó esta semana a la Justicia, tras permanecer prófugo por más de tres meses.

En los próximos días, se espera que transciendan detalles de las declaraciones de Pacheco, lo que a los ojos de Espinoza podría disipar algunas dudas y acabar por diluir el poco apoyo que tiene Castillo, con el temor añadido de «que las Fuerzas Armadas puedan involucrarse». EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.