PIDE PERDÓN POR DELITOS DE CORRUPCIÓN

“Lavada de cara” de G&M no tendrá mayor efecto

Tras los pasos de Odebrecht también cambiará de nombre y firmará un acuerdo de colaboración eficaz.

“Lavada de cara” de G&M no tendrá mayor efecto
  • Fecha Miércoles 5 de Febrero del 2020
  • Fecha 6:20 am

La constructora Graña y Montero (GyM) pidió “perdón a todos los peruanos” y adelantó este martes que cambiará de nombre, tras firmar un preacuerdo de colaboración eficaz con la Fiscalía por tres casos –Interoceánica Sur, el Metro de Lima y el Gasoducto Sur Peruano-, según informó Augusto Baertl, presidente de la firma.

Estas son las consecuencias de los delitos en que están implicados sus exdirectivos José Graña, Humberto Graña y Mario Alvarado al haberse asociado y participado en los sobornos de la brasileña Odebrecht en Perú.

“Ya no somos Graña y Montero, ese nombre ya no nos representa”, anunció G&M en un video en blanco y negro preparado por sus publicistas para la ocasión.

“Estamos construyendo una nueva compañía, cuyo cimiento es asegurar que lo que pasó, jamás vuelva a suceder”, añadió la empresa.

“Porque estamos convencidos y avergonzados del daño que hemos ocasionado al país. Y por ese daño tenemos que pedir perdón y aceptar que se pague una reparación civil como empresa por ese daño”, declaró el ejecutivo a Semana Económica.

Baertl agregó que habían colaborado con la justicia para encontrar la verdad de todas las acusaciones que los comprometen.

“En inicio no encontramos información y cuando sí, la compartimos con la Fiscalía. Ello conllevó a que el 27 de diciembre la empresa suscriba un convenio con la Fiscalía y Procuraduría de preacuerdo como colaborador eficaz corporativo”, aseguró.

Luego anunció que sus abogados venían trabajando con esas autoridades “un acuerdo final” de colaboración, tal como está establecido en el preacuerdo que da un plazo de 60 días hábiles desde el 27 de diciembre, como ya es público.

También es público que José Graña y Humberto Graña renunciaron a sus cargos en el 2017 debido a las imputaciones de que estuvieron al tanto de los sobornos pagados por su socia Odebrecht en grandes obras de ingeniería civil, pero fueron liberados de una prisión preventiva y luego excluidos del proceso a pedido del fiscal José Domingo Pérez y aprobado por el juez Richard Concepción Carhuancho, por su “colaboración con la justicia”, según dicho fiscal.

NO SURTIRÁ EFECTO

Esta “lavada de cara” de G&M sigue el mismo esquema de la constructora Odebrecht que también ha cambiado de razón social sin que ello implique un cambio sustancial en su situación económico financiera, porque su principal activo, la petroquímica Braskem, que pensaban vender para pagos de urgencia, fue intervenida a pedido de los bancos y acreedores.

El problema es que el nuevo Odebrecht –OEC- no recibe nuevas obras ni nuevas líneas de crédito y está a merced de lo que decida una junta de acreedores que por mayoría decidirá si permite su reflote o lo liquida, siendo esta última opción la más probable, según la prensa del vecino país.

Parecidas circunstancias vive G&M que está esperanzado en el gasoducto del sur para sortear su problemas de liquidez, porque el año 2019 sus estados financieros cerraron con alrededor de 800 millones de soles de pérdidas. Dicho de otra forma, se afirma, su “lavado de cara” no tendrá mayores efectos.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Ministro de Transportes y Comunicaciones autorizó pago de S/13 millones a empresa del ‘Club de la Construcción’

Ministro de Transportes y Comunicaciones autorizó pago de S/13 millones a empresa del ‘Club de la Construcción’