¿Los gatos en la despensa?
A+

Ya demasiado se ha escrito sobre el proyecto fallido de la Irrigación Las Lomas de Ilo y la represa hidroeléctrica de Pasto Grande, cuyo costo promedio fue valorado en alrededor de 300 millones de soles con recursos provenientes del Gobierno Regional de Moquegua y del Gobierno Central, pero este proyecto fue abandonado, como lo probó EXPRESO, y hoy trata de ser encubierto.

El Ministerio de Agricultura debió hacer el monitoreo, pero esta función también ha sido abandonada y a lo mucho hubo sanciones administrativas, como la Resolución Vice Ministerial 010-2017-MINAGRI-DVDIAR.

Nos referimos a los casos de Luis Cornejo Navaretty, ex director de la Dirección General de Infraestructura Agraria y Riego del Minagri. También de Fredy Jordán y Juan Zavaleta, ambos técnicos de dicha dirección, que fueron responsables de elaborar los informes de seguimiento sobre el proyecto Lomas de Ilo, pero ahora son encargados de la Unidad de Pronei del Ministerio de Salud, es decir de la unidad encargada de viabilizar los proyectos de inversión del Ministerio de Salud. ¿Los gatos en la despensa?, se preguntan en el Ministerio de Agricultura.

Los principales responsables en la región, aparte de las autoridades políticas, así como Jorge Luis Zegarra Alvarado, Rossmary Silva Acevedo, José Luis Núñez Herrera, Miguel Vásquez Higinio, Dick Villalobos Dávila y Yuddy Luz Tapia Coaguila, siguen en un proceso que se mantiene por años en la etapa de investigación preparatoria en Moquegua.

Un informe de control posterior de la Contraloría con número de informe 142-2019-CG/MPROY, sobre el proyecto Pasto Grande y la ampliación de la frontera agrícola en Lomas de Ilo da cuenta de un monto auditado de 196’885,895.00.

Entre las observaciones se concluye que el Proyecto Especial Pasto Grande autorizó la postergación del inicio del plazo contractual sin sustento técnico legal, a través de modificaciones al cronograma de entrega de tuberías para el traslado del agua liberando al proveedor de la aplicación de penalidades por cerca de 5 millones de soles.

La autoridades del proyecto aprobaron y pagaron por un expediente técnico que presentaba deficiencias, las que fueron subsanadas a través de prestaciones adicionales que bordean los 5 millones de soles, entre otros incumplimientos en la obra de Construcción de la Línea de Conducción N° 1 Jaguay-Lomas de Ilo sobre supervisión, ocasionando perjuicios por 5’667,705.79 soles.

Tampoco se penalizó al supervisor, amén de gastos arbitrales también por más de 5 millones de soles, entre otras afectaciones al erario público.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.