Los peruanos deciden hoy reforma política y judicial

Consulta también coincidirá en 15 de las 25 regiones del país con la segunda vuelta de la elección de gobernadores.

Los peruanos decidirán hoy en un referéndum si aprueban la reforma política y judicial planteada por el presidente Martín Vizcarra y aprobada por el Congreso dominado por el fujimorismo, tras un duro enfrentamiento político.

Las autoridades electorales han convocado, de manera obligatoria, a más de 24 millones de personas para una consulta que también coincidirá en 15 de las 25 regiones del país con la segunda vuelta de la elección de gobernadores.

El referéndum fue propuesto por Vizcarra el pasado 28 de julio, tras descubrirse una gran red de corrupción en la judicatura, lo que llenó de indignación a la población escandalizada por el impacto en las altas esferas del país del caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica.

Vizcarra, quien en marzo reemplazó a Pedro Pablo Kuczynski, que renunció para evitar que el fujimorismo en el Congreso lo destituyera por sus vínculos con Odebrecht, planteó una apuesta de lucha contra la corrupción que extendió a la reforma política.

Sin embargo, su anuncio se convirtió en un capítulo más del enfrentamiento que ha mantenido en los últimos meses con la mayoría fujimorista en el Congreso, que cuestionó sus propuestas e intentó frenar que la reforma judicial y política se lleve a referéndum.

Ante la dilación en la aprobación de sus planteamientos, Vizcarra tuvo que plantear una cuestión de confianza que abría la posibilidad del cierre constitucional del Congreso, con lo que logró que fueran aprobados y sometidos al referéndum.

De esa manera, hoy los peruanos deberán votar sí o no a

cuatro preguntas, que incluyen la formación y funciones de una Junta Nacional de Justicia, el control de la financiación de los partidos políticos, la no reelección inmediata de los congresistas y la conformación de un Parlamento con dos cámaras: de senadores y diputados.

PÁIS ÍNTEGRO

En la previa a la votación, Vizcarra señaló que el referéndum debe ser una apuesta por un país íntegro, transparente y libre de corrupción.