Madeleine Silva: «Urge un liderazgo para enfrentar la crisis»

La comunicación eficaz de la visión, del propósito y de los objetivos empresariales impulsarán la claridad, reducirá el estrés y la aversión al cambio.

Las empresas vienen lidiando con la crisis global producto de la pandemia, los conflictos armados, la inflación, el colapso del sistema logístico, entre otros complejos problemas.

Diario Expreso dialogó con Madeleine Silva, directora de OKR University, quien nos da algunas luces para que el empresario encamine su negocio hacia la prosperidad.

TAMBIÉN LEE: López Aliaga sobre Urresti: «Un denunciado por asesinato y violación me difama»

Ud. es experta en la metodología OKR (Objectives and Key Results), inspirada en «La Práctica de la Administración» (1954) de Peter Drucker, y que fue adaptada por Google, Linkedin y Zyga, con éxito. Bajo las actuales circunstancias, ¿puede ser una herramienta útil para las empresas y emprendedores?

Los OKR puede ser el punto de partida para cambiar la forma de trabajo de empresas y emprendedores porque los objetivos son la guía que alumbra el camino. Muchas veces, los líderes tienen un gran sueño con sus empresas y emprendimientos, dicho sueño se vuelve tangible cuando tienen una visión clara. Lamentablemente, muchas veces el día a día, los retos y factores externos desenfocan al empresario, convirtiéndolo en un bombero que vive apagando incendios, perdiendo el foco de lo verdaderamente importante y, finalmente, se aleja cada vez más de aquel sueño llamado visión.

A través de los OKR, podemos establecer las prioridades estratégicas del negocio, donde los equipos colaboran y acompañan a líder a hacer realidad su visión y gran sueño.

¿Los OKR son solo para grandes empresas? Claro que no. Los OKR son utilizados tanto por grandes, medianas y pequeñas empresas. Todos nosotros tenemos un sueño con nuestro negocio pues queremos impactar desde familias hasta naciones enteras. Por tal motivo, nos encontramos en la obligación de aterrizar ese gran sueño en un sistema, que permita reconocer los resultados que debemos lograr en un determinado plazo de tiempo.

Además, recordemos que lo que no se mide no se mejora. Si hemos establecido nuestra visión, pero no tenemos claridad de aquellos indicadores que definirán el éxito de la organización, ¿cómo podremos pasar al siguiente nivel? Los OKR serán como aquella brújula que permitirá a los equipos entender cómo sus contribuciones diarias impactarán en el logro de los resultados.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.