Natale Amprimo: “Estamos ante lo que podría llamarse la prisión de espectáculo”

Abogado constitucionalista y exparlamentario fustigó el abuso de prisiones preventivas al sostener que estas medidas cautelares "son extraordinarias".

Natale Amprimo: “Estamos ante lo que podría llamarse la prisión de espectáculo”
Foto: Político.pe
  • Fecha Lunes 22 de Abril del 2019
  • Fecha 3:52 pm

En conversación con EXPRESO, Natale Amprimo, abogado constitucionalista y exparlamentario, fustigó el abuso de prisiones preventivas al sostener que estas medidas cautelares “son extraordinarias”. En tal sentido, remarcó que no se pueden justificar este tipo de detenciones exageradas solo porque hay investigados que se han fugado. “La fuga de alguien no es responsabilidad de otra persona, sino solo de quien se fuga o de quien no cautela debidamente al investigado”, subrayó.

– No podemos negar que hay un abuso del uso de prisiones preliminares y preventivas en el sistema de administración de justicia. Estas medidas excepcionales se han convertido en la regla. ¿Cuál es su apreciación?

Lamentablemente, como lo hemos venido sosteniendo hace algún tiempo, casi en solitario dicho sea de paso, el sistema de justicia viene disponiendo la adopción de medidas cautelares que por su naturaleza son extraordinarias como práctica usual, lo que resulta inaceptable en un Estado Constitucional de Derecho. Otra exageración que percibo es lo relativo a la calificación como organización criminal a cualquier grupo de personas que están sometidas a una investigación, con el simple objeto de tener mayores plazos para formalizar la denuncia, o mayor tiempo para la duración de las medidas limitativas de la libertad. En buena cuenta, lo que yo aprecio es una desnaturalización por parte de los operadores de justicia, de las figuras jurídicas que contempla nuestra legislación.

– De acuerdo al artículo 2 de la Constitución, inciso e, “toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado judicialmente su responsabilidad”. ¿Acaso las autoridades que vienen cometiendo estos abusos serían pasibles de una denuncia constitucional?

Los jueces y fiscales no son pasibles de ese tipo de denuncias. Yo, medio en broma, siempre digo que debería colocarse como requisito para aquellos que aspiran a ser jueces o fiscales, unas vacaciones en algún penal, de forma que se sensibilicen con la tragedia que pasan tantos denunciados privados de libertad, que ni siquiera pueden defenderse, pues no se formaliza denuncia alguna. En buena cuenta, con estas prisiones preventivas se genera la percepción de eficiencia en la lucha contra el crimen, pues el resultado es la condena social. Así, los investigados quedan condenados sin siquiera haber sido acusados; y los fiscales aparecen como exitosos sin haber siquiera haber formulado denuncia.

TAMBIÉN PUEDES VER: Alfredo Barnechea: “No creo en la prisión preventiva sino como último recurso” [VÍDEO]

– Se dice que el fiscal es quien persigue el delito y puede requerir al juez las medidas coercitivas que le parezcan convenientes para llevar a cabo sus investigaciones; sin embargo, ¿los representantes del Ministerio Público no tienen que presumir la inocencia en todos los casos y fundamentar bien sus pedidos?

Los fiscales están en la obligación de solicitar las medidas que el caso requiera, pero respetando los derechos de los ciudadanos. Pueden pedir una medida limitativa de libertad en la medida que justifiquen su necesidad y que lleguen al convencimiento de que no se puede arribar al mismo resultado con una medida menos gravosa.

– A su juicio, ¿de quién es la principal responsabilidad de estos abusos: de los jueces o de los fiscales? El expresidente del PJ, Duberlí Rodríguez, ha dicho que los jueces optan por lo más fácil, que es dictar prisiones preventivas, por miedo a sus superiores y ante la presión de los medios de comunicación.

De los dos, como lo indica la sentencia del Tribunal Constitucional en el caso Humala Heredia. Solo acoto que es el juez el llamado a frenar cualquier exceso, en el que un fiscal, con formación humanista y constitucional, no debería incurrir.

– Tras los pronunciamientos del Tribunal Constitucional, de la casación de César San Martín y de organismos supranacionales que rechazan el uso desmedido de la prisión preventiva, ¿por qué cree que se siguen dictando estas medidas que, repito, deberían ser la excepción?

Porque estamos ante lo que podría llamarse la prisión de espectáculo. Escuché el otro día a un fiscal sostener que no interpretaba determinada norma, cuyos lineamientos y parámetros ya habían sido fijados por el Tribunal Constitucional, porque había el derecho a la crítica de las resoluciones judiciales. Eso es una barbaridad, porque una cosa es el derecho a expresar una crítica y otra, muy diferente, es alejarse de aquello a lo que se está obligado. El Código Procesal Constitucional es muy claro al disponer que los jueces interpretan y aplican las leyes, normas y reglamentos según los preceptos y principios constitucionales, conforma a la interpretación que resulte de las resoluciones dictadas por el Tribunal Constitucional.

– Hay una sensación de que en el Perú se combate a la corrupción porque hay autoridades implicadas en casos de corrupción bajo prisión preventiva, pero hay que dejar claro a los lectores que, al momento, todos los indagados son inocentes.

En un Estado de Derecho, la Fiscalía gana cuando, luego de un proceso, se condena al acusado. Hasta hoy, que yo sepa, salvo el caso del Félix Moreno, ni siquiera tenemos acusados.

– Tampoco hay que negar que hay casos en que hay evidentes peligros de fuga o de obstrucción a las investigaciones. ¿No se puede dictar, por ejemplo, arrestos domiciliarios con grilletes para algunos casos?

Por supuesto que hay otras medidas que son eficaces. No se puede justificar una detención exagerada porque otro se fugó. La fuga de alguien no es responsabilidad de otra persona, sino solo de quien se fuga o de quien no cautela debidamente al investigado.

– El hacinamiento sin sentencia no solo lo sufren políticos conocidos, sino que la mitad de presos aún no tiene condena, según el INEI. Ya el presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, ha pedido al Congreso que haga algo al respecto. ¿Qué tendría que hacerse?

Es inaceptable que más de la mitad de lo presos en nuestro país sean detenidos sin condena. El tema no es solo de modificación normativa; porque la verdad es que, con esta misma normativa, pero con una debida ponderación, y sin obviar elementales criterios de necesidad y proporcionalidad, muchas de las detenciones preliminares y prisiones preventivas deberían haberse rechazado.

POR AARON SALOMÓN.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Keiko Fujimori: Barata ratifica entrega dinero, pero su abogada lo niega

Keiko Fujimori: Barata ratifica entrega dinero, pero su abogada lo niega