Osiptel en la mira: denuncian pacto colusorio
A+

Existe el peligro de que se mantenga el acuerdo colusorio y desleal para que solo la Compañía Latinoamericana de Radiodifusión SA (Latina), en alianza con la transnacional DirecTV Perú SRL (DirecTV), trasmita los partidos del Mundial de Fútbol Qatar 2022, tal como ya sucedió con el Mundial de Rusia en el año 2018.Esto, porque las citadas empresas acordaron rescindir en forma unilateral los contratos con alrededor de 70 operadores de televisión de paga, sin darles la posibilidad de renegociar en nuevos términos dichos contratos para que retransmitan la señal de Latina en grandes eventos deportivos.

Se trata de una conducta que va contra la normativa vigente sobre el libre mercado, ante lo cual el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) ya tomó la medida correctiva en primera instancia en diciembre de 2019.
Es decir, ordenó a Latina que se negocie nuevamente los contratos de señal con todos los operadores de televisión a los que excluyó, y con cualquiera que lo solicite bajo las condiciones de libre mercado sin que se presenten figuras equivalentes a una negativa a contratar.
La medida provino del Cuerpo Colegiado Permanente de Osiptel, ente autónomo que consideró ese hecho como una práctica colusoria vertical, en la modalidad de negativa injustificada, tipificada como infracción grave en el literal g) del Artículo 11.1 y 12 del Texto Único Ordenado de la Ley de Represión de Conductas Anticompetitivas, según informó Andina.

Es más, la resolución multó a DirecTV con 4.2 millones de soles, equivalentes a 1,000 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), e hizo lo mismo con Latina con 2’692,200 soles, equivalente a 641 UIT, haciendo las dos una sumatoria de 6’892,200 soles.
Todo esto a consecuencia de una denuncia de parte de la Asociación Peruana de Televisión por Cable (APTC) ante Osiptel contra las mencionadas empresas por las resoluciones de contratos y presuntas infracciones a la ley de conductas anticompetitivas.

APELACIÓN Y “CADUCIDAD”
“Si bien es cierto que los operadores de cable por paga, que dan trabajo a miles de peruanos, sobre todo en el interior del país, estaban dispuestos a ejecutar dicha resolución de Osiptel, resulta que Latina y DirecTV apelaron y ahora observamos algunas cosas raras en el Tribunal de Solución de Controversias de Osiptel, que es la segunda y última instancia”, señala el representante de la APTC, Emilio Rossi Ferreyros.

“El 10 de julio fue el informe oral y en la audiencia fuimos sorprendidos cuando se nos informó que teníamos media hora para fundamentar nuestra posición sobre el principal, y otra media hora para hacer lo mismo sobre un tema de ‘caducidad’ del caso, sin que nosotros hayamos sido informados ni notificados sobre este último alcance”, afirma. Para Rossi no se puede aplicar la caducidad cuando los mismos denunciados han hecho que el proceso legal demore más de lo debido.

La caducidad podría ser un instrumento válido si acaso la autoridad, sin motivo alguno, demora el proceso en perjuicio de las partes “pero no en el presente caso, en que las firmas denunciadas han presentado excesivos recursos y documentos, como apelaciones a la resolución de inicio de dos medidas cautelares otorgadas en nuestro favor, dos apelaciones por confidencialidad de documentos, más 17 escritos, entre otros recursos”, afirma.

“También preocupa que se esté dando cabida a argumentos simplistas, como que no está probada la relación entre Latina y DirecTV porque –sostienen- no existe un documento en que se plasme la relación de exclusividad entre estas dos empresas”, señala el ejecutivo.
“Y es que nadie va a dejar por escrito un pacto colusorio, por lo que no hay otra salida que analizar la verdad material, como es el hecho de que Latina le haya permitido a DirecTV ser el único cable-operador con un contrato firmado para la retrasmisión de su señal”, añade.
En consecuencia, la APTC confía en que Osiptel no estará de acuerdo en mantener un acuerdo colusorio implícito entre DirectTV y Latina, cuyas consecuencias pueden generar un daño irreparable sobre la competencia en los mercados regionales de TV de paga.
El expediente de este caso señala que Latina y su socia han recibido varias cartas notoriales para que expliquen su versión, pero sin éxito. Las páginas de EXPRESO están abiertas.