AL FIN. EJECUTIVO Y LEGISLATIVO INTENTAN BAJAR TENSIÓN

Palacio y el Congreso sacan bandera blanca

Presidente Vizcarra señala que está dispuesto a escuchar propuesta del Parlamento para salir del entrampamiento entre los dos poderes del Estado.

  • Fecha Viernes 23 de Agosto del 2019
  • Fecha 7:23 am



El peligro de que la crisis política se profundice y se pueda perder el desarrollo ganado en los últimos años ha hecho recapacitar a los representantes del Ejecutivo y el Legislativo, Martín Vizcarra y Pedro Olaechea, respectivamente, quienes han señalado estar dispuestos a conversar por el bien del país.

Quien dio el primer paso
en lo que parece ser una tregua, fue el titular del Congreso, Pedro Olaechea, quien hace dos días le volvió a extender la mano al presidente Martín Vizcarra, a quien le pidió conversar sin intermediarios.

“Invitamos a un diálogo franco, directo y sin intermediarios al señor presidente. No dudamos de sus buenos deseos para el país. Le pedimos que
no dude de los nuestros, como tampoco de nuestro inflexible apego a la Constitución. Nos corresponde estar a la altura de las expectativas de la población. Las puertas del diálogo están abiertas”, sostuvo el titular del Parlamento en otro comunicado efectuado el pasado jueves.

Olaechea también le aseguró al mandatario que cuandodías antes le dijo que no tenga miedo a gobernar, lo hizo sin faltarle el respeto y sin buscar enfrentamientos. Y su llamado no cayó en saco roto. Después de participar en la presentación de la estrategia Ponte en #ModoNiñez, en el distrito de Punta Negra, el jefe de Estado le pidió al Congreso plantear una salida diferente a la que propuso de adelantar las elecciones, con el fin de solucionar el entrampamiento existente.

“Lo que nosotros siempre [decimos] es que busquemos la forma de encontrar una salida a este entrampamiento, y el planteamiento que hacemos como Ejecutivo, responsablemente, es este proyecto de adelanto [de elecciones]. Si hay otra opción, que la planteen, pero ahorita hay una situación de entrampamiento”, indicó el mandatario.

Luego afirmó estar abierto al diálogo por el bien del país. “Por supuesto, siempre estamos dispuestos a dialogar”. Pero el mandatario aprovechó para contestarle al titular del Parlamento Pedro Olaechea -quien le había dicho que no tenga miedo a gobernar-, que él gobierna “todos los días y de distintas maneras”.

PONGA DÍA Y HORA

Como para que no se arrepienta, Pedro Olaechea, titular del Congreso y miembro de Acción Republicana, no perdió tiempo y le respondió de inmediato al mandatario que ponga día y hora e incluso lugar, que podría ser la Iglesia San Francisco, porque “se encuentra a mitad de camino entre Palacio de Gobierno y la sede del Congreso de la República”.

“Qué bueno ha sido escucharlo, presidente @MartinVizcarraC. Con el diálogo la democracia se fortalece. Ponga usted día y hora. El lugar puede ser la Iglesia de San Francisco, a mitad de camino entre los dos poderes. ¡El Perú está primero!”, escribió en sus redes sociales.

La conversación que tendrían Vizcarra y Olaechea se centraría en un solo punto: debatir el proyecto de ley de adelanto de elecciones para el 2020, o escuchar la propuesta que pueda tener el Parlamento para salir de la crisis desatada tras los constantes enfrentamientos entre ambos poderes, la cual se agudizó tras la propuesta presidencial.

CONSENSO

El analista Julio Schiappa consideró que los presidentes del Ejecutivo y Legislativo deben llegar a un consenso para elaborar un plan de trabajo a favor del país, así como un cronograma para debatir el proyecto constitucional que busca adelantar las elecciones generales al 2020, a través de un referéndum. Asimismo, tomó con optimismo que el mandatario, Martín Vizcarra, se haya mostrado abierto al diálogo y que el titular del Congreso, Pedro Olaechea, haya comentado que el punto de encuentro podría ser la Igle-sia de San Francisco.“El titular del Congreso [Pedro Olaechea], con buen criterio, ha recomendado esta reunión. Ahora, que se haga en una iglesia, quizá ha recorda-do las conversaciones que te-nían las personas que decidían en la política hace 40 o 50 años. Sin embargo, no estaría mal que reciban la bendición de la Iglesia Católica”, declaró a EXPRESO.

Con respecto a la nueva po-sición del presidente Vizcarra, quien pidió al Parlamento pre-sentar una solución al adelanto de elecciones, indicó que es un planteamiento saludable por-que demuestra el inicio de una nueva etapa.“Me parece sumamente saludable. Es el inicio de un pro-ceso para ponerse de acuerdo sobre el calendario electoral del 2020. Se tiene que elaborar un cronograma para tratar su de-bate, las reformas que se van a llevar adelante y las medidas económicas que se pueden to-mar para garantizar las inver-siones mineras y otras, de ma-nera consensuada”, argumentó Schiappa.

DIÁLOGO PRIVADO

En comunicación con EXPRESO, el exvicepresidente Francisco Tudela recomendó al jefe de Estado, Martín Vizcarra, responder de manera directa al titular del Congreso, Pedro Olaechea, para establecer la fecha, hora y el punto de en-cuentro donde puedan conver-sar sobre la crisis que atraviesa el Perú.“El escenario correcto sería que el diálogo sea privado, pero primero que el Presidente acep-te la mano extendida y el diálo-go que le ofreció el señor Olae-chea. Lo que encuentro es que el mandatario aún no lo hace de manera directa”, precisó.En esa línea, criticó a Viz-carra Cornejo por pedir al Par-lamento plantear una solución alternativa para aprobar el proyecto constitucional que presentó el Ejecutivo para ade-lantar las elecciones al 2020 mediante un referéndum.“Estas declaraciones no son un diálogo, sino un nuevo reto. El Parlamento está obli-gado a analizar su proyecto y si cree conveniente, rechazar-lo. No puede pedir que pro-ponga una vía alterna, cuando aún no ha resuelto su propues-ta, eso es empujar de nuevo al Congreso, que no es una tien-da o un puesto de mercado”, aseveró.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales deFacebook y Twitter.








Top
“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército

“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército