Pedro Castillo: el Presidente solo puede ser indagado

La investigación preparatoria es procedente solo si el Congreso concluye en términos positivos con la denuncia presentada hace unas semanas.

Por Luis Lamas Puccio

Se trata de la resolución emitida por la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República el 18 de noviembre de 2022 con el N°131-2022, que declara infundado el recurso de apelación interpuesto por la defensa del investigado el presidente José Pedro Castillo Terrones, y a su vez, confirma el auto (resolución) de primera instancia que en su oportunidad fuera emitido por el Juzgado Supremo de Investigaciones, que también dispuso declarar infundada la tutela de derechos presentada en contra de las diligencias preliminares dispuestas por crimen organizado, tráfico de influencias y colusión, ambas en la modalidad agravada.

Una investigación preliminar (conocida también como indagación), es muy diferente y cumple otros fines que la investigación preparatoria. Aunque en el terreno procesal, ambas son anteriores a la acusación fiscal y una subsiguiente con la otra, en el sentido que la mayoría de las veces la segunda depende de la primera, por ser ambas el inicio de una investigación más amplia, al tener ambas nombres similares o parecidos, se prestan a confusiones cuando en realidad son dos momentos procesales diferentes y con distintas finalidades.

TAMBIÉN LEE: Pedro Castillo: «A mí no me harán retroceder por antojos políticos»

Diferencias

De acuerdo al Código Procesal Penal, las diligencias preliminares tienen como finalidad realizar actos inmediatos que son considerados como inaplazables y urgentes. Están destinados solo a determinar si los hechos que son motivo de conocimiento del Ministerio Público tienen un contenido delictivo. Se trata de asegurar los elementos materiales del delito, individualizar a las personas que aparecen como posibles involucradas dentro de los límites que permiten las leyes. Se habla de un plazo razonable, dependiendo de las características de la investigación y de su complejidad.

Por su parte, la investigación preparatoria, es decir la etapa posterior o subsiguiente a la investigación preliminar, tiene una función distinta, porque en esta etapa es donde realmente se va a investigar. En ella, el fiscal califica el delito como consecuencia de lo que ha indagado en la etapa preliminar, se suspende la prescripción y no se puede archivar la investigación sin la intervención de un juez.

A diferencia de una detención preliminar que solo puede hacerse en sede policial y que no puede ser mayor de 10 o 12 días, durante la investigación preparatoria se puede solicitar una detención preventiva que puede tener un máximo de hasta 3 años, y otras medidas de coerción personal o de suspensión de derechos. Igual se puede solicitar un impedimento de salida del país, embargos, inhibiciones, medidas preventivas contra personas jurídicas, incautaciones, etc.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.