Pedro Chávarry: Reacciones a nuestra portada
A+

Tras difundir la entrevista al hoy exfiscal de la Nación Pedro Chávarry (“Fiscales Pérez y Vela están empoderados por el Ejecutivo”) en las primeras páginas de Expreso, las reacciones han sido diversas.

Aquí tres de los comentarios sobre la entrevista que ha dado que hablar en el ámbito nacional y diversos medios de comunicación. Tal el caso de una dirigente política del Partido Popular Cristiano, Claudia Cantella; un experto en gestión pública y ex regidor de Lima; Moisés Rojas, así como también la palabra del constitucionalista y profesor universitario; William Oblitas, además se tomó la palabra de Rafael Romero Vásquez; periodista, analista político y director del programa “Más allá de la Noticia” de radio Miraflores.

Claudia Cantella (Secretaria de Organización del Partido Popular Cristiano)

“Él (Pedro Chávarry) nunca debió juramentar como fiscal de la Nación. De arranque tenía denuncias que lo cuestionaban para ocupar dicho cargo. Pedro Chávarry ha esperado que suspendan su colegiatura como abogado para renunciar. Esto es una barbaridad”.

Moisés Rojas (Especialista en gestión pública y ex regidor de Lima)

“Lo que uno puede notar es que el cargo de fiscal de la Nación que ejerció Pedro Chávarry, más allá de lo técnico jurídico tiene roles políticos muy marcados. No salir por voluntad de ese cargo, le resto mucha legitimidad de cara a la opinión pública. Pedro Chávarry no gestionó la neutralidad del cargo”.

“Además está la caída de la élite judicial, todas las instituciones (así no se diga) tienen una élite de poder, desde el Congreso de la República, hasta los medios de comunicación. Cuando se cae la élite con el juez César Hinostroza, se abre una grieta, entonces aparecen actores de media tabla que se empoderan, como el fiscal Rafael Vela”.

“También el malestar en la población por esta seguidilla de corrupción, entonces hay una necesidad de volar cabezas.”

William Oblitas (Abogado constitucionalista y profesor universitario)

«Poca autocrítica en el reconocimiento de exabruptos que descalificaron su gestión. La Constitución le reconocía autonomía, pero se dejó ver como un operador político; ello le hizo perder credibilidad en sus actos, y eso, acompañado con el descrédito social, fue fulminante para que se le presione a renunciar. Su presencia aún como Fiscal Supremo, dependerá mucho de la conducta imparcial y sobria que maneje, caso contrario, no solo se esperaría una sanción administrativa sino un proceso judicial».

Rafael Romero Vásquez (Periodista y analista político)

“Es difícil que un funcionario público resista medio año de ataques y una campaña imparable contra su gestión al frente del Ministerio Público que empezó el 20 de julio pasado. “Los problemas no acaban en la Fiscalía con la presencia de la doctora Zoraida Ávalos, ya que desde mediados del 2018 el señor Gorriti inició una estrategia mediática a su favor, lo que la hace proclive a subjetivismos y parcializaciones en el caso Lava jato.”

“En 37 años como fiscal, la doctora Zoraida Ávalos seguramente ha conocido mucho, ha visto y mucho y quizá ha callado mucho. Pues bien, todo en el caso Odebrecht debe transparentarse hoy y no debe haber vacas sagradas ni personajes intocables”.

Odebrecht, junto a una maquinaria articulada con un pulpo mediático y un puñado de oenegés, no solo haya dividido a los partidos políticos sino al Estado peruano, poniendo a fiscales contra fiscales, congresistas contra congresistas e instituciones contra instituciones”.

SEPA MÁS DE Desmadre fiscal

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.