Piden tranquilidad ante lluvias y huaicos
A+

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Romero, formuló un llamado a la tranquilidad a todo el país ante la caída de fuertes lluvias y huaicos, y pidió confiar en las medidas que el gobierno está tomando para atender la emergencia y ayudar a los damnificados.

Antes de partir a Huancavelica para inspeccionar la ayuda en el distrito de Lircay, Romero dijo que el gobierno ya está atendiendo a los damnificados y está en proceso de ejecutar las compras necesarias, en el marco del estado de emergencia declarado en la víspera, para brindar apoyo a la población.

“El mensaje que debemos transmitir es un mensaje de tranquilidad, sí los estamos atendiendo, estas emergencias escapan la expectativa que hemos tenido en los tres niveles de gobierno y sobre todo porque están sucediendo en simultáneo”, explicó al referirse a las fuertes lluvias y Huaicos en varias regiones del país como Lima, Ica, Huancavelica y Arequipa.

Añadió que los primeros cinco días tras una emergencia de este tipo son claves, pues es el tiempo en el cual el Estado debe desplegar todas sus acciones de atención a los damnificados.

Indicó que, al haber pasado recién tres días desde el inicio de la emergencia, ya hay mucha ansiedad entre la población y desesperación ante los problemas logísticos que impiden la rápida llegada de la asistencia.

“Vamos a asegurar que este sistema no se interrumpa, los primeros cinco días son críticos. En Huancavelica estamos en el tercer día porque las familias tienen grandes demandas y como aún no se han ejecutado las compras luego de la declaratoria de emergencia, puede haber ansiedad, desesperación y la sensación de que no están siendo atendidos (…) pero el mensaje que quiero transmitir es de tranquilidad”, añadió.

La ministra informó que viajará a Lircay acompañado del ministro de Cultura, Salvador del Solar.

En esa zona del país, informó que visitará a los damnificados y supervisará personalmente las medidas de asistencia y apoyo a las familias afectadas por los huaicos y lluvias.

(Fuente Andina)