Plan de la Asamblea Constituyente se habría urdido desde el exterior

Los paros convocados al interior del país y el accionar delictivo y violentista de los comuneros en Cuajone tienen como propósito dinamitar la economía.

Por José Antonio Torres L.

El gobierno de Pedro Castillo se ha propuesto imponer la Asamblea Constituyente. El proyecto de ley presentado por una congresista de Perú Libre responde a un plan urdido desde el exterior. El Gobierno no cede en sus objetivos políticos y va hacia la elección de una «asamblea constituyente plurinacional».

Los paros convocados al interior del país y el accionar delictivo y violentista de los comuneros en Cuajone tienen como propósito dinamitar la economía, alentar el caos y crear condiciones para justificar políticamente ir a un proceso constituyente; difundiendo la gran mentira de que con un nuevo texto constitucional se pondrá fin a la pobreza, a las injusticias y desigualdades en el Perú.

Pedro Castillo preside un gobierno signado por la corrupción y la ineptitud, no tiene vocación de renuncia, ni voluntad de rectificar el rumbo político de su administración. Perú Libre y Vladimir Cerrón son operadores del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, que no tienen ningún interés en reactivar la economía o sentar las bases del crecimiento económico y hacer posible la reducción de la pobreza.

TAMBIÉN LEE: Alva: «No existe sondeo donde la asamblea constituyente sea prioridad»

El Gobierno pretende distraer al país con las frecuentes y disparatadas declaraciones del premier o dando muestras supuestamente de escuchar la voz y el consejo del cardenal Barreto, el mismo que ha tratado infructuosamente de convertirse en un “facilitador político”.

No seamos ingenuos, el Perú va a la deriva, con la complacencia de un sector importante de los medios de comunicación. Defendamos la libertad frente a la amenaza totalitaria.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.