Propuesta de Zeballos desnaturaliza el rol del Estado, advierte economista
A+

El Perú tiene experiencia en lo que significa un Estado incursionista en asuntos empresariales, dijo recientemente el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, para defender la idea de establecer empresas estatales que intervengan en los rubros minero, petrolero y aeroportuario.

Y razones no le faltan porque efectivamente existió no hace muchos años un presidente de facto que nacionalizó las principales actividades económicas del país. Nos referimos a Juan Velasco Alvarado y sus empresas estatales Petroperú, para la actividad petrolera; Centromin Perú, para la actividad minera metalúrgica; o Pesca Perú, para la actividad pesquera.

PUEDES VER: Vicente Zeballos: “No se le debe tener miedo al Estado empresario”.

Conversamos con el economista Diego Macera, gerente del Instituto Peruano de Economía, quien nos advirtió de las consecuencias que podría conllevar la conversión del actual modelo económico a un estatismo empresarial. En este sentido, advirtió que la propuesta del ministro desnaturaliza el rol subsidiario del Estado.

«Desnaturalizar la función del Estado es sumamente peligroso. Yo en realidad espero que haya sido un desliz personal y no que realmente esté proponiéndolo como una política de Estado», indicó el economista.

Así, explicó que «en el país, una de las bases del crecimiento en los últimos 25 años ha sido un rol regulador y subsidiario del Estado, más no como empresario. Las experiencias de la década de los 70’s u 80’s son clarísimas: el Estado perdía con sus empresas hasta 5% del PBI por año, es una locura».

«Veamos como le fue antes al ‘Estado empresario’: Esto es lo que perdieron las empresas públicas por año en porcentaje de PBI», explicó Macera.

 

Un punto a destacar es que las arcas del Estado se enriquecen del dinero de los contribuyentes, y estás son para ejecutar obras como construcción y mantenimiento de vías, reconstrucción del norte luego del denominado fenómeno «Niño Costero», o también para combatir la inseguridad ciudadana y mejorar los servicios de salud. Si ya el Estado no se da abasto con estas funciones, cuestiona el economista, resultaría complicado que gestione un aeropuerto.

PUEDES VER TAMBIÉN: Vizcarra deslinda de las declaraciones de Zeballos sobre un “Estado empresario”.

«El peruano no paga impuestos para que el Gobierno de turno se dedique a comprar aviones. Si ni si quiera puede terminar de cumplir con estas funciones, bajo qué criterio puede plantear encargarse de una aerolínea», puntualizó.

«La economía, tal y como la hemos entendido, se basa en la producción libre entre las personas. En cambio, el Estado, por esencia, no da a elegir porque sus políticas son impositivas», puntualizó. No obstante, recalcó que en otros países se tienen ejemplos de empresas públicas exitosas que se deben al mejor funcionamiento de la institucionalidad estatal.

POR: FRANCO MORI PETROVICH

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.