Rebelión de dignidad en la Policía Nacional
Foto: Giancarlo Tejeda/Expreso
A+

La dignidad es algo que no tiene precio. Una serie de hechos que se han ido sumando dentro de la Policía Nacional del Perú ha traído como consecuencia, esta vez, la renuncia del actual subcomandante general, Edgardo Garrido López, que para muchos policías se trata de un oficial a carta cabal que ha sabido liderar un trabajo ejemplar durante los dos años que fue ascendido al grado de general, ganándose el respeto de sus compañeros.

Por ello, tras los cambios realizados por el Ejecutivo, de elegir al general César Cervantes Cárdenas, quien ocupaba el puesto 18 en el escalafón de oficiales, como comandante general de la PNP, y notar el evidente descontento generalizado del cuerpo de oficiales y subalternos, habrían motivado que Garrido López presente su carta de renuncia al cargo encomendado y solicitar su pase a la situación de retiro.

La carta habría sido redactada por el propio Garrido el último domingo, por lo que tiene como fecha 29 de noviembre; sin embargo, recién fue admitida en la mesa de partes de la comandancia general de la PNP ayer a las 17:23 horas, haciéndose viral a los pocos minutos, provocando un sisma dentro de la institución.

NO ESTARÍA DE ACUERDO

Fuentes policiales dignas de crédito nos han hecho saber que Garrido López no estaría de acuerdo en la forma como se vienen manejando las cosas dentro de la Policía Nacional, por un grupo de caviares que lamentablemente han tomado por asalto el Ministerio del Interior y que gozan de la confianza del presidente Francisco Sagasti.

El último domingo, en una entrevista televisada, el mandatario señaló que hicieron una “renovación extraordinaria en la PNP”, insistiendo en que estos cambios no son una decisión ilegal, discurso que sigue al pie de la letra el ministro del Interior, Rubén Vargas, a quienes se suman tercamente el exministro del Interior, Carlos Basombrío y el actual congresista Gino Costa.

Sin embargo, todo hace suponer que las cosas dentro de la Policía no están nada bien; por el contrario, ayer se registraron hechos de violencia en la Panamericana Sur, en la región Ica, dejando como saldo una gran cantidad de pérdidas materiales. Los manifestantes aprovecharon la situación para incendiar un bus de transporte de pasajeros, sin que la Policía pueda actuar.

OTRA RENUNCIA

La decisión del teniente general PNP, Edgardo Garrido López, definitivamente va a traer cola. Por ello tras su pedido de pase al retiro, también se hizo pública la renuncia irrevocable del director general de la Dirección contra el Crimen Organizado, que estaba a cargo del general PNP Óscar Gonzales Rabanal.

HUELGA VIENE TOMANDO FUERZA

Tras los desmanes registrados en Ica, comenzó a correr por las redes sociales que la policía tenía orden de no repeler el ataque, para evitar daños personales que lamentar, a pesar de que los manifestantes estaban cada vez más agresivos.

De otro lado, los rumores sobre la huelga policial para el próximo 4 y 5 de diciembre vienen tomando cada vez más fuerza, debido al descontento institucional.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.