Refrescándole la memoria al presidente del Congreso

Estamos en el Perú donde el silencio los hace cómplices.


Pareciera que el fuerte calor reinante que impera en Lima, no lo puede hacer pensar al presidente del Congreso de la República, así como tampoco a su pléyade de asesores.

Le hago recordar al general EP en situación de retiro, el congresista, José Williams quien fuera jefe de la Operación Chavín de Huántar, llevada a cabo en abril de 1997 para rescatar a los setenta y dos rehenes restantes cautivos del grupo terrorista MRTA, que existe un Reglamento del Poder Legislativo el mismo que tiene rango de ley y en su artículo primero especifica que: “El presente Reglamento tiene fuerza de ley. Precisa las funciones del Congreso y de la Comisión Permanente, define su organización y funcionamiento, establece los derechos y deberes de los Congresistas y regula los procedimientos parlamentarios”, más claro ni el manantial que fue alguna vez el río Rímac

En el artículo 2, se señala que: “El Congreso de la República es el órgano representativo de la Nación, encargado de realizar las funciones legislativas, de control político y las demás que establece la Constitución del Estado”, no creo que el pueblo se sienta representado por estos congresistas, quienes cual delincuentes, sus despachos han sido allanados la mañana de hoy viernes, eso es una ignominia contra los propios peruanos.

MÁS INFORMACIÓN: ▶️ VIDEO | Ortiz al Congreso: No se hagan los disticosos, porque el Planeta de los Simios les queda corto 

Siguiendo con la norma, el artículo 14 especifica que: “Los Congresistas representan a la Nación”, si está clase de congresistas nos representan, estamos más que reventados, una gavilla no nos representa para nada.

Lo central radica en el artículo 32, que prevé que: “El Presidente del Congreso tiene las siguientes funciones y atribuciones:”, literal a) “Representar al Congreso”, hasta el momento, el presidente del Congreso de la República se mantiene en un cómplice silencio, parece que no quiere darse cuenta de la magnitud de los hechos, hoy el Congreso de la República, llamado en antaño el Palacio Legislativo ha sido ultrajado por un grupete de congresistas vendidos y arrodillados ante el delincuente, hoy preso expresidente Pedro Castillo.

En cualquier sociedad mínimamente decente, se reunía la mesa directiva ipso facta del Poder Legislativo y acusaba a estos congresistas hasta destituirlos, pero estamos en el Perú donde el silencio los hace cómplices.

SEGUIR LEYENDO:

Embajada del Reino Unido sobre ARCC: Nosotros sí trabajamos 

Vivian Olivos pone en su lugar a Pedro Castillo: Ahora culpas al pueblo

Congresistas se unen en rechazo a la legalización del aborto

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.