Se instauró OEA en medio de descontento

Se inauguró asamblea en Lima, tratando temas paralelos, ignorando disconformidad social y falta de convocatoria del Ejecutivo.

En un marco de protestas de diversos colectivos que desaprueban su agenda global, ayer se instauró la 52 Asamblea de la OEA en nuestra capital, con un extraviado secretario general, Luis Almagro, quien en la víspera “alabó” la política agraria del presidente Pedro Castillo, sin fertilizantes y alzas constantes de precios en los productos de panllevar.

El mandatario aseguró en su primera alocución de la mañana que garantizará los derechos y libertades de las comunidades minoritarias, las mujeres, clase trabajadora, pueblos indígenas y afrodescendientes, dejando de lado la ambigua relación del Perú con otras naciones.

TAMBIÉN LEE: Ciudadanos protestan por Asamblea de la OEA en Lima

De ello se encargaría un día antes el embajador Harold Forsyth, quien señaló en una entrevista radial que la postura de Perú es de condena al régimen nicaragüense pero que, en el caso de Venezuela, el tema era más complejo y que nuestro país no está de acuerdo con los excesos, pese a mantener relaciones con el régimen de Nicolás Maduro.

Marcha provida

En la tarde, durante la inauguración oficial de la asamblea, Castillo y los delegados de la OEA tuvieron que lidiar con una ruidosa protesta en los exteriores del Centro de Convenciones de Lima, encabezada por el Bloque Parlamentario en Defensa de la Vida y la Familia y colectivos civiles, que se pronunciaron contra la agenda de este cónclave, como es legalizar el aborto como derecho humano, entre otras medidas dictadas en foros progresistas.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.